¿Más es mejor?: Autoexigencia y Autoinmunidad - Diabetes Bien

Blog

¿Más es mejor?: Autoexigencia y Autoinmunidad

mas-es-mejor-autoexigencia-y-autoinmunidad

En nuestra búsqueda incansable de salud y bienestar, a menudo nos vemos atrapados en la creencia de que más es siempre mejor. Nos dejamos llevar por las corrientes extremas de dietas o regímenes que «debemos o tenemos que hacer» de forma estricta, con el objetivo de «aguantar» o por otra parte rutinas de ejercicio intensivas y patrones de vida que prometen resultados rápidos. Sin embargo, en este viaje hacia un estilo de vida saludable, es primordial recordar que el equilibrio es la clave, y la autoexigencia que suele ser un perfil común en personas que vivimos con autoinmunidad, llevada a «MÁS» es decir al perfeccionismo puede generar emociones desagradables, disminución de la autoestima, autoeficiencia y aumento de la ansiedad y estrés.

La autoexigencia hace que nos presionemos hasta el punto de estar insatisfechos con cualquier cosa que hayamos conseguido, esto impide que nos sintamos bien con los pequeños éxitos, y a la larga nos desmoronemos. Además, la autoexigencia nos lleva a ser más impacientes y a tener expectativas muy altas.

¿Cómo detectar cuando la autoexigencia se pasa de la raya, es decir cuando va a «Más» y no es «Mejor»?

Ser perfeccionistaSer autoexigente significa poner las expectativas demasiado altas, tener objetivos poco realistas te hace pensar que no eres digno
No permitirse cometer erroresNegarse a sí mismo la posibilidad de cometer errores, tanto así que las personas pueden encontrarse procastinando la mayoría de tareas u objetivos por miedo al fracaso
Autocrítica o pensamiento rumianteLa autocrítica es continua en tu día a día, tanto que puedes tener pensamientos rumiantes dañinos que te perturban constantemente
Priorizar objetivos en función de las expectativas de los demás Si la sobreexigencia viene de dar mayor importancia a lo que los demás piensen o digan de nosotros, puede provocar desmotivación y/o depresión
ComparaciónLas personas que se autoexigen demasiado sufren de una baja autoestima
Asumir demasiadoAsumir demasiadas tareas puede llevar a un sobreesfuerzo que deja de lado descansos, relajación y ocio necesarios para disfrutar de la vida
Necesidad constante de tener un logroLas personas que se exigen demasiado confían en sus logros para sentirse valiosos, es decir hay una asociación errónea del mérito con la autoestima.

Sin trabajo emocional desmedida, todas estas conductas puede desencadenar de forma añadida desequilibrios en nuestra salud, si esto que te digo te resuena, te recomiendo comenzar buscando el equilibrio con las siguientes recomendaciones:

Conecta con tu propio cuerpo:

La autoexigencia extrema a menudo va de la mano con la desconexión de nuestro propio cuerpo. Nos empujamos más allá de nuestros límites naturales, ignorando las señales de agotamiento y fatiga o tal vez las hemos tenido tanto tiempo que las hemos normalizado. En lugar de imponer demandas implacables a nuestro cuerpo, es fundamental cultivar una conexión consciente. Escuchar las señales de hambre, plenitud y cansancio nos permite ajustar nuestras rutinas de manera que se adapten a nuestras necesidades individuales. En mi experiencia personal, creo que este es uno de los grandes consejos que me daría a mi misma, años atrás.

Dieta sin Restricciones, no sin Consciencia:

La autoexigencia puede llevarnos a adoptar dietas o regímenes extremos, sin tener coherencia o lógica. Si tienes una causa lógica como lo es el conocimiento del daño de la hiperglucemia sostenida , aún así este enfoque puede generar ansiedad en torno a la comida y provocar un ciclo interminable de privación y exceso sino se hace de forma progresiva, personalizada e individual. En lugar de esto, cultivemos una relación consciente con la comida, apreciando el agradecimiento, la consciencia y autonomía de decisión de la propia nutrición sin caer en los extremos con culpabilidad. La autoexigencia en la alimentación puede ser contraproducente, y adoptar una mentalidad de aceptación y equilibrio es esencial para una salud duradera.

Ejercicio como celebración del cuerpo:

La autoexigencia también se manifiesta en nuestras rutinas de ejercicio. Establecer metas poco realistas y exigirnos más allá de nuestros límites puede generar estrés y agotamiento. En lugar de ver el ejercicio como una tarea, o una conducta compensatorio ante conductas que consideramos «insanas», abracémoslo como una celebración de lo que nuestro cuerpo puede lograr y como una reconexión a nuestra especie humana. Encuentra actividades que disfrutes y que te hagan sentir bien, en lugar de someterte a entrenamientos agotadores por el simple hecho de cumplir con estándares poco realistas.

Mentalidad Positiva hacia el Bienestar:

La autoexigencia puede afectar significativamente nuestra salud mental. Establecer estándares imposibles y castigarnos por no cumplir con ellos solo perpetúa un ciclo de negatividad. En lugar de exigirnos perfección, adoptemos una mentalidad positiva hacia nuestro bienestar. Cultivar la gratitud, practicar la autocompasión y aceptar que todos tenemos días buenos y malos contribuye a una salud mental más equilibrada y resistente. Asimismo el cambiar pensamientos negativos y rumiantes por pensamientos de «merecer», «autoreconocimiento», «autoestima», permitirnos «permisos» con coherencia y respeto hacia nosotros mismos, poco a poco nos conecta con el disfrute y aceptación.

Evitar Conductas de Compensación:

La mentalidad de «Más es mejor» a menudo conduce a conductas de compensación. Cuando nos percibimos como que «fallamos» en nuestras metas, tendemos a buscar soluciones extremas, como episodios de alimentación excesiva o entrenamientos intensivos. Romper este ciclo destructivo implica liberarse de la autoexigencia implacable y cultivar una relación compasiva con uno mismo. Aceptar que está bien no ser perfecto y que los errores son oportunidades de aprendizaje nos ayuda a evitar caer en patrones dañinos de compensación. Yo misma te puedo compartir que toda mi vida he tenido esta mirada de autoexigencia, la diferencia es que ahora mismo, me hablo con más cariño y empatía y desde otro lugar cuando realizo conductas que me alejan de mi salud, no me autocastigo, aprendo de la propia experiencia y sigo.

Busca primera tu aprobación y después la de los demás

Poco a poco tendrás que ir buscando la prioridad de los valores en tu vida a los que das mayor importancia, y ser coherentes con ellos, actuar en consecuencia significa que tu hacer, pensar y sentir tengan concordancia, y entonces te priorices a ti, antes que a los demás.

Conclusiones:

En conclusión, en la búsqueda de un estilo de vida saludable, más no siempre es mejor. La autoexigencia desmedida puede desequilibrar nuestra salud física y mental. En lugar de imponer estándares poco realistas, busquemos el equilibrio cultivando una conexión consciente con nuestro cuerpo, adoptando una relación equilibrada con la comida, celebrando el ejercicio como una expresión de gratitud hacia nuestro cuerpo y nutriendo una mentalidad positiva hacia nuestro bienestar. Recordemos que el verdadero equilibrio y bienestar surgen cuando suavizamos con empatía y aceptación la autoexigencia y nos conectamos con lo que realmente va bien para nosotros de manera individual.

Mi ayuda y mis programas:

Soy Rosy Yáñez, soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb, Medicación Efectiva y Ayuno Intermitente.

Si quieres evitar o prevenir tener diabetes tipo 2, mejorar tu composición corporal tengas o no diabetes tipo 2, o si eres padre o madre de niños o adolescentes con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a mirar más sobre mis programas de acompañamiento. Mira mis mejores recursos AQUÍ.

En DiabetesBien, estamos aquí para guiarte en tu viaje hacia una vida saludable y emocionalmente equilibrada. ¡Cuida de ti y mantén tu bienestar en primer lugar! Si tienes dudas, Contáctame AQUÍ por whatsapp para saber si yo te puedo ayudar.

¿Buscas algo en especifico en Diabetes Bien?
Lo más visto en el blog
Etiquetas más populares

Suscríbete a DiabetesBien

Recibe mis posts, invitaciones a Webinar y contenido exclusivo para ayudarte
Abrir chat
¿En qué te puedo ayudar?
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?