El porque del pie diabético - Diabetes Bien

Blog

El porque del pie diabético

Una complicación común en personas con diabetes que no llevan un adecuado seguimiento y tratamiento, son las lesiones en extremidades, y especialmente los pies. Dado que estos daños son relativamente comunes, incluso se conoce a estas lesiones en muchos lugares como “pie diabético”. En casos muy severos, de descuido prolongado, estas lesiones y daños pueden terminar en amputación del pie y partes de las piernas, debido a infecciones y daños irreversibles a los tejidos, venas y nervios de los pies.

Esto sucede por daños en la circulación sanguínea, ya que este “pie diabético” en realidad es una neuropatía, es decir, una alteración en los nervios localizados en los pies. Las venas que tenemos en los pies son las más alejadas de nuestro corazón. Esto quiere decir que, si no se lleva un adecuado manejo de la condición de diabetes, en donde exista normoglucemia; los altos niveles de azúcar en la sangre (la condición de hiperglucemia) van dañando con el tiempo las venas y arterias; siendo uno de los daños más severos el que sucede en nuestras extremidades, ya que por estar alejadas del corazón no reciben una adecuada irrigación sanguínea.

Tal como sucede con todas las complicaciones relacionadas a la diabetes; la realidad es que estos daños y complicaciones no son ocasionados por la condición de diabetes en sí misma, sino por la hiperglucemia crónica – los elevados niveles de azúcar en la sangre. El manejo inadecuado de la glucemia (o la total falta de tratamiento y seguimiento a los niveles de glucosa en sangre), son lo que en realidad causa todas estas complicaciones, incluyendo en los pies, se tenga o no se tenga diabetes. Es la hiperglucemia crónica la causante de innumerables daños a nuestro organismo; no sólo estos daños a las extremidades, sino pudiendo también ocasionar retinopatías (que pueden terminar en ceguera), nefropatías, daños cardiacos, etc.

Si vivo con diabetes, ¿cómo puedo evitar daños y lesiones en los pies?… La solución radica en la educación que permita lograr normoglucemia, es decir, niveles normales y saludables de azúcar en la sangre, que persistan la mayor parte del tiempo. Únicamente el aprendizaje, de preferencia con acompañamiento de un profesional (y aún mejor si este profesional vive también con diabetes y ha experimentado en su propio cuerpo cómo es vivir con diabetes), nos ayudará a lograr el objetivo de vivir en bienestar, evitando todas las complicaciones diabéticas o asociadas a la diabetes.

Con un adecuado acompañamiento, podremos volvernos expertos en la propia diabetes, ya que cada cuerpo funciona de maneras ligeramente distintas. Este aprendizaje acompañado, y por medio de la experimentación que nos permita lograr nuestros objetivos en salud, es la manera para lograr de forma autónoma la normoglucemia y manejar adecuadamente nuestra diabetes. Es fundamental alcanzar la normoglucemia; algo que lamentablemente no sabe hacer casi nadie en nuestras sociedades, ya que la alimentación convencional o “moderna” – basada en los dañinos carbohidratos – vuelve prácticamente imposible alcanzar esta normalidad glucémica. Además, la mayoría de profesionales y sanitarios aún operan con información obsoleta e inadecuada, con la que el acompañamiento se vuelve deficiente al estar basado en premisas nutricionales falsas – que no funcionan – y en autoritarismo en lugar de aprendizaje entre iguales. Es por ello que en mis grupos de seguimiento y acompañamiento a las personas con diabetes, me baso en un acompañamiento entre iguales, que permita a la persona alcanzar la autonomía para el manejo de su condición de diabetes.

Para evitar daños y complicaciones asociadas a la diabetes, el factor más importante es la alimentación adecuada, que ayude a evitar daños a la circulación en general, logrando la normoglucemia. Tratándose específicamente de los pies, es importante mantener una adecuada hidratación, llevando también revisiones periódicas con un podólogo además de los profesionales con los que se lleve el acompañamiento a la diabetes en sí misma (nutricionista, endocrinólogo, etc.).

Estos exámenes rutinarios a los pies son muy importantes, ya que cuando existen daños neurológicos, puede llegar a suceder que la persona no siente ningún dolor o anormalidad a pesar de que exista un daño, pues precisamente la afectación a los nervios puede ocasionar que exista un daño aunque éste no sea perceptible. El profesional de salud también deberá formar a la persona en el auto-examen de pies, para llevar un correcto cuidado preventivo, revisando que no existan úlceras, moretones, ampollas, quemaduras, etc. Si se ha tenido durante muchos años una diabetes mal controlada, también se deberá poner atención especial al momento de hacer deporte, ya que la circulación en los pies podría estar deteriorada.

Esta atención debe incluir el uso de un calzado adecuado, con el que los pies se encuentren en buena postura y dando un soporte correcto. Antes de iniciar un programa de ejercicios, es recomendable consultar con un médico o podólogo y tomar las precauciones necesarias en cuanto a calzado, postura y estado de los pies, etc. Además, si se tiene un sobrepeso excesivo, esto también pone mucha presión extra a los pies – obligando también en ocasiones a las malas posturas al caminar o al realizar otras actividades –, por lo que también es importante que la alimentación adecuada nos lleve a tener un peso corporal adecuado y saludable.

Por otra parte, esta alimentación adecuada, baja en carbohidratos, nos ayuda a evitar posibles infecciones causadas por hongos y bacterias; pues es importante recordar que las bacterias y hongos se alimentan de azúcar (glucosa), por lo que una alimentación convencional alta en glucosa contribuye a dar a hongos y bacterias dañinas su alimento preferido. En cambio, una alimentación baja en carbohidratos y basada en comida real, convierte a todo nuestro cuerpo en un ambiente saludable y en equilibrio, que se encuentre mucho más fácilmente libre de organismos patógenos como los hongos y bacterias dañinas.

Los dos factores fundamentales que nos ayudarán a vivir en bienestar a pesar de – o gracias a – la diabetes, evitando complicaciones de salud; son el aprendizaje y una alimentación adecuada, baja en carbohidratos y basada en comida real, con ingredientes de calidad. Esto nos pondrá en el camino de vivir en bienestar y evitando todas las complicaciones relacionadas a la diabetes, incluyendo en los pies.

Mi experiencia y mis programas:

Soy Rosy Yáñez, Soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes y Alimentación Low-carb. Tengo veinticinco años viviendo con Diabetes Tipo 1 (DM), y desde hace quince años logro tener niveles glucémicos normales, sin ninguna complicación diabética.

Si eres padre o madre de niños o adolescentes con con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a ver mi último webinar “3 secretos para Resetea Bien la diabetes tipo 1” en donde aprenderás los 3 fundamentos más importantes para tener coherencia en salud a través de la verdadera normalidad glucémica https://diabetesbien.com/webinar/ y si es tu momento, allí también puedes acceder a mis Programas de acompañamiento individual/grupal DIABETES BIEN online para encajar la diabetes tipo 1 a este tipo de alimentación en el menor tiempo posible, romper los mitos que te impidan lograrlo, aprendiendo como gestionar la medicación, monitoreo, todo de la mano conmigo y junto con otras personas con los mismos objetivos de salud.

Si quieres seguir recibiendo estos posts, acceso a webinars, LIVE’s, y avisos de inicio de mis Programas puedes apuntarte a mi canal de telegram DIABETESBIEN de mensajes al móvil: https://t.me/joinchat/AAAAAEcMSNp3uS9GEnLuVg .

Si tienes dudas sobre si mis programas de acompañamiento online son para ti, puedes pedirme una sesión gratuita online aquí https://bit.ly/2HSj8iy , me cuentas tus dificultades con la diabetes y miramos si te puedo ayudar.