¿Qué significa ser dueñ@ de tu salud? - Diabetes Bien

Blog

¿Qué significa ser dueñ@ de tu salud?

La mayoría de quienes vivimos con diabetes, probablemente recordamos con claridad el día en que nos dieron nuestro diagnóstico. Quizá marcó un “antes” y un “después” en nuestras vidas de muchas maneras, no solamente en nuestra alimentación y el manejo de nuestra salud, sino también a nivel emocional. Para muchos de nosotros, el inicio seguramente fue difícil: los primeros días después de recibir el diagnóstico sin duda fueron tumultuosos. Dependiendo de qué edad teníamos en ese momento, puede que también muchos de nuestros familiares cercanos se hayan visto involucrados en ese “choque” inicial.

Es común que al inicio vivamos diferentes etapas psicológicas, de hecho muy parecidas a los procesos de duelo: al principio puede haber una negación de la condición de diabetes (quizá aferrándonos a seguir “comiendo lo mismo, como siempre y en las cantidades de siempre”). Después, muchos pasan por una etapa de victimización, quizá preguntándonos cosas como “¿por qué a mí?”, o sintiendo culpa: “¿qué hice mal?”. Seguramente también hubo miedos, no solamente en cuanto a salud sino también a los juicios externos. Mucha gente allá afuera no entiende la diabetes y se apresura a hacer juicios acerca de nuestra alimentación, de lo que creen que hacemos bien o mal, o a culparnos a nosotros o a los padres del niño con diabetes, etc.

Recibir el diagnóstico de una condición como la diabetes, que nos acompañará toda la vida, es lo que podríamos llamar – y que muchos expertos denominan – un “acontecimiento vital estresante”. Y cuando sucede un acontecimiento así, el círculo social a nuestro alrededor tiene un efecto fundamental: estudios indican que una mejor red o entorno social se relaciona con un mejor manejo de la condición, teniendo esto un efecto protector en nuestra salud y amortiguador del estrés que supone vivir con una condición así. Contar con el apoyo emocional, psicológico, afectivo – y quizá también financiero – de nuestra familia o amigos o grupos de apoyo, marcará una fuerte diferencia en nuestra vida con diabetes.

 

Sin embargo, el rol más fundamental lo jugaremos nosotros mismos en nuestro aprendizaje y nuestra responsabilidad. He escrito antes que el aprendizaje es, en sí mismo, el tratamiento para la diabetes. Y sólo podemos tener un aprendizaje efectivo desde un lugar de responsabilidad emocional: me hago cargo de mi propio proceso y aprendo a manejar no solamente la diabetes, sino también mis emociones y mi comunicación con quienes me rodean.

La palabra “responsabilidad” es clave, y a veces es malentendida por mucha gente. Asociamos la palabra con simples deberes prácticos (“soy responsable de pagar las cuentas, de alimentar a mis hijos, etc.”, pero aquí es mucho más fundamental la responsabilidad emocional: hacerme cargo de identificar, manejar y comunicar mis propias emociones, así como de mis actos; en lugar de achacar a otros las cosas que me suceden. Otras personas confunden “responsabilidad” con “culpa”, y es importantísimo hacer esta distinción. Yo no tengo “la culpa” de tener diabetes (además de que la culpa es una emoción que no nos ayudará en nada), pero sí tengo la responsabilidad de cómo vivo con esta condición. De este modo, “responsabilidad” significa “hacerse cargo”: apropiarme de mi diabetes y de cómo la voy a manejar.

Cuidar nuestra salud implica por lo tanto, no sólo los cuidados físicos incluyendo cosas como insulina y nutrición, analíticas y consultas clínicas, sino cuidarnos emocionalmente. Por ello, otra palabra clave es la asertividad; saber expresar nuestras necesidades, o cuando algo nos incomoda, o cuando no queremos aceptar algún comportamiento de otros, y expresarlo de una manera responsable con mis emociones y las de otros. Saber poner límites – y respetarlos – en nuestras relaciones con los demás, puede salvar dichas relaciones. Implica respeto, por lo que la asertividad es entonces una manera de respetar a otros, al tiempo que nos respetamos también a nosotros mismos. Hay que tener presente que los demás no son capaces de adivinar lo que necesitamos o deseamos, sino que nos corresponde a nosotros mismos saber expresarnos de forma asertiva.

 

Ahora bien, la pregunta de a quién decirle o no decirle sobre nuestra diabetes, o sobre qué cosas hacemos para manejarla, dependerá de la personalidad de cada individuo: cada uno de nosotros es una persona distinta que tiene necesidad específicas; quizá para unos es necesario más contacto e involucramiento social que para otros, o requieren apoyo de maneras distintas. En el caso de quienes vivimos con una condición que la mayoría de la gente no comparte, puede ser muy útil buscar grupos de apoyo entre nuestros pares: otras personas que también vivan con diabetes. Sin embargo, sólo porque un grupo de gente comparta nuestra condición, no significa que necesariamente será útil para nosotros o para todo el mundo. Es importante que sea un grupo en donde nos sintamos cómodos, apoyados y no juzgados, entre personas con quienes pueda existir una buena relación. Hoy en día, las redes sociales y el Internet pueden facilitar enormemente el encuentro entre personas y de grupos de apoyo.

Por supuesto, sigue siendo una decisión personal el cómo manejar la diabetes en relación a nuestro círculo social, expresándonos para obtener apoyo de la manera en que mejor nos funcione a cada uno, desde ese lugar de responsabilidad personal. A fin de cuentas, ser responsables es respetarnos a nosotros mismos; es vernos a nosotros mismos como grandes y capaces, no como pequeños e imposibilitados; y nos hará más libres: siendo dueños y no esclavos de nuestra diabetes.

Mi experiencia:

Soy Rosy Yáñez, Soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes y Alimentación Low-carb.

Tengo veinticinco años viviendo con Diabetes Tipo 1 (DM), y desde hace quince años logro tener niveles glucémicos normales, sin ninguna complicación diabética.

Si quieres seguir recibiendo estos posts, acceso a webinars, LIVE’s, y avisos de inicio de mis Programas puedes apuntarte a mi página: https://diabetesbien.com/ o recibirlo mediante mi canal de mensajes online al móvil: https://t.me/joinchat/AAAAAEcMSNp3uS9GEnLuVg

Si quieres seguir aprendiendo sobre la diabetes, puedes ver mi webinar “Evita o Reinicia tu Diabetes” en donde aprenderás los 4 fundamentos más importantes para normalizar tu diabetes  https://youtu.be/TC8zjTCWl5U y si es tu momento, allí también puedes acceder a mis Programas DIABETES BIEN online para encajar tu diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 o prediabetes a este tipo de alimentación en el menor tiempo posible, romper los mitos que te impidan lograrlo, todo de la mano conmigo y junto con otras personas con los mismos objetivos de salud.

Si tienes dudas sobre si mis programas de acompañamiento online son para ti, puedes pedirme una sesión gratuita online aquí https://bit.ly/2HSj8iy , me cuentas tus dificultades con la diabetes y miramos si te puedo ayudar.