¿Tienes “Diabetes Lábil”? - Diabetes Bien

Blog

¿Tienes “Diabetes Lábil”?

¿Has escuchado hablar de la “diabetes lábil”?… En el mundo de la diabetes es un término muy utilizado; se le llama “diabetes mellitus lábil” a un tipo particular de diabetes tipo 1 que es particularmente difícil de controlar. Quienes viven con esta “diabetes lábil” tienen más probabilidades de presentar cambios extremos y frecuentes en la glucemia (niveles de glucosa en sangre), lo que provoca episodios fuertes de hiperglucemia o hipoglucemia.

Se escucha decir a muchas personas que este tipo de diabetes es “inexplicable” y que simplemente “te toca por mala suerte”. Aquí justamente quiero desenmascarar esto. De hecho, desde mi propia experiencia viviendo con diabetes tipo 1 y acompañando profesionalmente a muchas personas a manejar su diabetes; yo cuestiono incluso esta idea de una “diabetes lábil” que supuestamente es “imposible de controlar”. En la gran mayoría de los casos, se trata simplemente de personas que – por las razones que sean – no han logrado llevar una normalidad glucémica ni un manejo de la diabetes que les lleve al bienestar. Probablemente lleven una alimentación alta en carbohidratos o basada en carbohidratos; lo cual vuelve casi imposible lograr normalidad glucémica; quizá su manejo de la insulina y/o medicación también es inadecuada, por lo que viven viajando entre estos extremos de hipoglucemia e hipoglucemia fuertes.

Cada vez aprendemos más sobre esta supuesta “diabetes lábil” y sabemos que tiene varias causas potenciales. Problemas psicológicos, y una digestión inconsistente como resultado de daños en el nervio vago (neuropatía derivada en gastroparesia) explican la mayoría de los casos. Y sobre todo, estas causas se ven agravadas por la alimentación alta en carbohidratos; que nos causa tantos daños y que aún se nos recomienda a quienes vivimos con diabetes, complicando nuestra salud y comprometiendo nuestro bienestar. Este estilo de alimentación moderna prácticamente garantiza que vivamos en hiperglucemia, alterando todo nuestro metabolismo.

De este modo, resulta muy importante aprender, pues la educación en sí misma es el tratamiento para la diabetes. Por tanto, más que pensar que “la causa de la diabetes lábil es inexplicable” o que “te toca porque sí, al azar” o por “mala suerte”; las evidencias nos muestran que una hiperglucemia crónica puede causar gastroparesia, que es una manifestación en digestión lenta (entre otros síntomas) de la neuropatía diabética, y esto tiene sentido si también lo relacionamos con la gran conexión que existe entre nuestra microbiota intestinal y el funcionamiento neurológico.

Aquí podemos ver, por lo tanto, que estos desajustes digestivos y metabólicos, combinados con una alimentación muy alta en carbohidratos y productos procesados, puede ser directamente la causa de esta “diabetes lábil”, desmintiendo que sea simplemente “por azar”. He encontrado muchos casos en donde a la persona simplemente le dijeron que “tenía diabetes lábil”, sin explicar el por qué… Y muchas veces la persona simplemente acepta esta etiqueta, “tengo diabetes lábil” y esto puede ser una excusa para ponerse “cómodo” y dejar de aprender, pues si resulta que uno simplemente “tiene diabetes lábil” y esto es “por azar, por mala suerte”, pues entonces “qué se le va a hacer”… Yo cuestiono esta idea, e invito a las personas que acompaño a cuestionarla también. Aunque te hayan dicho que “tienes diabetes lábil”, es posible empoderarnos, responsabilizarnos de nuestra condición, y aprender paso a paso, para lograr vivir con normalidad glucémica. Como dije antes, trastornos digestivos y un manejo inadecuado de la alimentación o la medicación (o ambas), son lo que en realidad causa casi siempre ésta “diabetes lábil”.

En otros artículos he explicado que la glucemia elevada (y en forma general la anormalidad glucémica) durante períodos prolongados puede afectar la capacidad de los nervios para funcionar correctamente, ya que la hiperglucemia crónica afecta en realidad a todos los órganos de nuestro cuerpo. Es común que los nervios que estimulan la actividad muscular, la secreción de enzimas y la producción de ácidos necesarios para la digestión, funcionen mal en personas que han vivido con diabetes desde hace mucho tiempo, pero especialmente si ha existido una anormalidad glucémica e hiperglucemia crónica durante mucho tiempo. Esto sin duda puede afectar el estómago, intestino o ambos.

La diabetes lábil también se asocia a menudo con estrés, depresión y otros problemas psicológicos. El estrés puede provocar una resistencia a la insulina aguda y temporal. Esto quiere decir que el cuerpo no responde a la insulina y ésta puede aparecer y desaparecer muy rápidamente sin previo aviso. Esto genera muchos desafíos a la hora de gestionar las dosis de insulina. La “diabetes lábil” también puede asociarse a una dificultad para absorber correctamente la insulina exógena, o bien a una interacción con otros medicamentos.

Dado que el principal problema al vivir con este tipo de diabetes “frágil” son los aumentos y descensos impredecibles en los niveles de glucosa sanguínea, una alimentación muy baja en carbohidratos o cetogénica (keto), puede ayudar a reducir estas grandes oscilaciones de la glucosa en sangre (la que hemos llamado antes “montaña rusa del azúcar”). Ya que con una alimentación de este estilo es mucho más fácil estar en normoglucemia, es decir que los niveles de glucosa en sangre se mantienen estables por más tiempo, sin tantos picos glucémicos (subidas y bajadas bruscas en la glucosa sanguínea). Siguiendo una alimentación así, las subidas y bajadas de glucosa en sangre son menos bruscas y menos graves (aunque muchos otros factores también son importantes y deben manejarse, tales como el sueño, estrés, ejercicio, etc).

Recordemos que las complicaciones diabéticas existen debido a la anormalidad glucémica o hiperglucemia crónica. Por lo tanto, el diagnóstico de diabetes en sí mismo, no tiene por qué significar una peor salud o calidad de vida. Si tenemos el objetivo de lograr la normoglucemia (niveles normales de glucosa en sangre, por debajo de 100m/dL y una hemoglobina glicada HbA1c igual o inferior a 5,4%, lo cual es posible aun viviendo con diabetes), podemos entonces tener salud y bienestar, evitando complicaciones diabéticas

Así como esta diabetes lábil no es debida a la “suerte” ni al “azar”, de la misma manera tampoco hay fórmulas mágicas para gestionarla. Esta idea en realidad resuena para todas las personas que vivimos con diabetes, del tipo que sea: no existe una píldora mágica que de inmediato haga desaparecer la condición, sino que es nuestra responsabilidad el educarnos y aprender, para volvernos expertos en gestionar nuestra propia diabetes.

Mucha gente  entiende a la diabetes lábil como una supuesta “diabetes incontrolable”, pero esto al final no debe convertirse en una excusa para dejar de hacerse responsable. Con una alimentación alta en carbohidratos es casi imposible de controlar la glucemia, pero en mi experiencia – y la de muchas personas a las que he acompañado a lograrlo -, con una alimentación baja en hidratos y un acompañamiento que nos apoye a gestionar diversos factores de nuestro estilo de vida, podemos lograr la normoglucemia que nos traiga bienestar.

Es por supuesto un tema complejo, y la alimentación no es la única medida importante a tener en cuenta, ni es la única que ayuda a gestionar mejor las causas de esta diabetes lábil. El acompañamiento de un profesional coherente, que también vive con diabetes tipo 1, puede ayudarte con su experiencia a revisar estos factores y gestionar un acompañamiento que te apoye a llevar un mejor manejo de esta condición, para tener salud y bienestar.

Mi experiencia y mis programas:  

Soy Rosy Yáñez, soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb, medicación efectiva y ayuno intermitente.

Si quieres evitar o prevenir tener diabetes tipo 2, mejorar tu composición corporal tengas o no diabetes tipo 2, o si eres padre o madre de niños o adolescentes con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a:

Mi próximo webinar privado gratuito, “La Guía definitiva de Normoglucemia y Lowcarb” el 3 de agosto, Apúntate AQUÍ: https://diabetesbien.com/webinar/ allí conocerás información de mucho valor y además en que consisten mis Programas de Acompañamiento.

Si tienes duda si este programa es para ti, Pídeme una sesión gratuita AQUÍ y hablamos: https://bit.ly/2HSj8iy