Hiperglucemia y COVID-19 - Diabetes Bien

Blog

Hiperglucemia y COVID-19

Como bien notamos todos, el tema del COVID-19 y sus consecuencias inmediatas en la salud de la gente está naturalmente en boga; es un tema que capta la atención del mundo entero, al tratarse de una pandemia global. Concierne también a todas las áreas del sector salud; ya que muchísimos factores de nuestra salud son determinantes en cómo reaccionará nuestro cuerpo si entramos en contacto con el virus. Yo misma publiqué 9 recursos valiosos en tiempos de confinamiento durante el confinamiento. Quienes se encuentran en óptima salud suelen sobrellevar este contacto bastante bien, muchos de ellos siendo asintomáticos por completo. Pero para muchos otros, el contacto con el virus puede acarrear consecuencias graves a la salud; ya sea porque el sistema inmune en general se encuentra debilitado por una falta de equilibrio metabólico, o porque ya desde la base vivimos con alguna condición autoinmune (como la diabetes) que además, si está inadecuadamente gestionada, pone a todo nuestro cuerpo en un estado más vulnerable.

Desde el inicio de la pandemia se ha invertido muchísimo en investigación acerca del virus, sus efectos, las maneras en que puede manifestarse (muy distintas en diferentes personas, y sobre todo considerando condiciones metabólicas diversas) y claramente el objetivo fundamental, que es asegurar la menor afectación posible a cualquier paciente. Y por ello, al día de hoy existen ya más de 47 mil artículos científicos sobre la asociación entre hiperglucemia y COVID-19, por lo que en esta comunidad donde nos dedicamos sobre todo al aprendizaje sobre diabetes y gestión de la diabetes, es obligado hablar de este tema.

Existe una fuerte relación entre hiperglucemia y COVID-19, y es muy importante entender que la relación va en ambos sentidos: la infección por COVID puede disparar condiciones de hiperglucemia; pero también la hiperglucemia preexistente puede agravar y complicar una infección por COVID-19, poniendo en peligro la salud y la vida. Se ha observado que la hiperglucemia aguda ocurre en el 50% de los pacientes hospitalizados por COVID-19, siendo que la prevalencia de diabetes preexistente en la población (o al menos, la prevalencia correctamente diagnosticada) es de 7-10% aproximadamente. Y nuevamente, la relación va en ambos sentidos (es decir, es bidireccional): en muchos casos puede ser que la infección esté causando o agravando la hiperglucemia, pero también que la hiperglucemia preexistente sea un agravante peligroso de cómo nuestro cuerpo logra reaccionar al contacto con el virus.

Podemos ver en éste esquema que la hiperglucemia podría agravar las consecuencias de la infección por COVID-19, y a su vez la infección por COVID-19 agrava la hiperglucemia

Por un lado,  la entrada del virus de COVID-19 a nuestro sistema puede causar al organismo estrés, inflamación y oxidación, alterando los mecanismos hormonales y los ejes hormonales más importantes de nuestro cuerpo, por ejemplo el de la insulina. Esto podría entonces causar hiperglucemia en ciertas personas, ya sea que la tuvieran como condición preexistente o no. Son múltiples los factores a considerar (y no todos ellos están bajo nuestro control),que pueden causar que la infección por COVID altere en general la homeostasis metabólica de nuestro organismo y cause con ello un estado de hiperglucemia. Sabemos que en la hiperglucemia se presentan alteraciones en la respuesta inmunológica, daño endotelial y mayor estrés oxidativo, factores causantes del aumento en complicaciones tromboembólicas y daño multiorgánico.

Quienes además viven con diabetes, y la condición no está correctamente gestionada, pueden presentar complicaciones metabólicas severas (cetoacidosis diabética, estado hiperosmolar no cetósico ) y altos requerimientos de insulina para gestionar este estado. El COVID-19, en ciertas personas, podría entonces ser un detonante de diabetes – tener un efecto diabetogénico – por la alteración causada a los ejes hormonales que mencioné, así como las alteraciones que puede presentar en cómo nuestro organismo responde a la glucosa sanguínea. El SARS-COV-2 se une a receptores de la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), los cuales se expresan en diferentes órganos como: pulmones, intestino delgado, riñones , células beta pancreáticas, hígado, tejido adiposo, siendo estos propensos al daño. Todo ello puede aumentar la resistencia a la insulina. Por ello, ahora muchos organismos sanitarios también proponen que al momento de ingresar cualquier paciente al hospital por infección con COVID-19, debe medirse la glucosa en sangre, así como la hemoglobina glicada HbA1c.

Pero es muy importante – sobre todo para quienes ya vivimos con diabetes y que por lo tanto debemos gestionar siempre esta condición – no ignorar la relación inversa; es decir, cómo el vivir en un estado de hiperglucemia constante, desde antes de tener cualquier contacto con el virus, gravaría en muchísimos casos la infección por COVID. Lo preocupante es que este estado de hiperglucemia (e hiperinsulinemia) constante,  es algo extraordinariamente común en la población de hoy en día, si consideramos que la alimentación moderna, basada en carbohidratos y comestibles ultraprocesados, provoca que una buena parte de la población viva en hiperglucemia: con niveles de glucosa en sangre más altos de lo normal, comprometiendo su salud y bienestar ahora y en el futuro. Se viva o no con diabetes, los niveles de glucosa en sangre son un indicador crucial de nuestra salud; y del bienestar metabólico en inmune de nuestro cuerpo. Si no hay condiciones metabólicas adecuadas, el sistema inmune no trabajará de manera óptima, y los niveles de glucemia tienen una influencia enorme en dichas condiciones. Por lo tanto, se viva o no con diabetes, gestionar estos niveles de glucemia es posible, es algo que puede estar bajo nuestro control; si bien se requiere de un aprendizaje – y es más fácil de realizar con un acompañamiento profesional.

Cuando hay normoglucemia (y cuidando además otras condiciones, pues la glucemia es fundamental pero no es la única importante), el sistema inmune trabajará mejor; así se vuelve mucho más probable que sobrellevemos bien el contacto con cualquier virus, bacteria, o agentes patógenos – que a fin de cuentas existen por todos lados a nuestro alrededor. Aún si vivimos con un diagnóstico de diabetes, es posible no solamente tener salud y bienestar óptimos, evitando cualquier complicación diabética, si aprendemos a gestionar los niveles de glucosa en sangre, así como otros factores que también son cruciales para nuestra salud: está claro que la adecuada alimentación es fundamental, pero también lo es el dormir bien, gestionar el estrés, hacer ejercicio, exponernos adecuadamente al sol, suplementar adecuadamente nutrientes necesarios y cuidar los niveles de insulina exógena y cualquier otra medicación que sea necesaria.

Por lo tanto, es bien sabido y ahora más que nunca, que aprender a gestionar los niveles de glucemia es fundamental para la salud, ya sea que tengamos o no un diagnóstico de diabetes. Recuerda que gestionar nuestra salud en general, se viva o no con diabetes (o si deseamos evitar una condición de diabetes o pre-diabetes), es posible si nos comprometemos a seguir un aprendizaje; esto se vuelve mucho más seguro y efectivo si se realiza de la mano de un profesional que te acompaña de igual a igual, y que también vive con ello.

Mi experiencia y mis programas:  

Soy Rosy Yáñez, soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb, medicación efectiva y ayuno intermitente.

Si quieres evitar o prevenir tener diabetes tipo 2, mejorar tu composición corporal tengas o no diabetes tipo 2, o si eres padre o madre de niños o adolescentes con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a mirar más sobre mis programas de acompañamiento, aquí encontrarás mis mejores recursos.

Si vives en Barcelona, ya puedes apuntarte a Normoglucemia Day Barcelona que se llevará a cabo el 6 de Noviembre de 2021.

Si tienes duda si este programa es para ti, contacta conmigo AQUÍ en mi whatsapp: https://bit.ly/2HSj8iy