¿”Diabético” o “Persona con Diabetes”?: La importancia del lenguaje - Diabetes Bien

Blog

¿”Diabético” o “Persona con Diabetes”?: La importancia del lenguaje

Las palabras que elegimos usar, cambian nuestra percepción de las cosas. De muchas maneras muy importantes y cruciales, nosotros definimos y creamos nuestra realidad a través de las palabras que elegimos usar.

Por ello no es un tema menor (y es muy importante en mis programas de acompañamiento); el que nosotros mismos como personas que vivimos con diabetes, así como la gente en nuestro entorno, nos cuestionemos y se cuestionen el tema de las etiquetas y palabras que utilizamos para referirnos a la diabetes. ¿Te llamas a ti mismo(a) o te llaman otras personas, “diabético” o bien “persona que vive con diabetes”? ¿Crees que la diferencia importa?…

Dado que las palabras definen, las etiquetas pueden – o intentan – “definir” a una persona de maneras que pueden resultar simplificadoras, y muchas veces victimizadoras o hirientes, o llenas de miedos y mitos, reduciéndolas tan sólo a la condición con la que viven… O por el contrario, las palabras adecuadas pueden resultar empoderantes, positivas, incluyentes y saludables; y recordarnos que somos personas completas, íntegras, y que somos más que nuestra condición. Y la diabetes es una condición con la que vivimos, ¡no es la totalidad de quien somos!…

Esta discriminación en el lenguaje – empezando muchas veces por los mismos médicos – ha usado palabras que resultan violentas y retrógradas, o ya directamente insultantes, por ejemplo decir cosas como sidoso, canceroso, diabético, deficiente mental, cieguito, sordo, mudo, enfermito y muchos más. Todas estas palabras para referirse a una persona con una condición particular, nos violentan y nos reducen tan solo a dicha condición.

De una manera similar, nosotros vivimos con la diabetes como condición, y somos mucho más que dicha condición.

Incluso existe otra distinción relevante – aunque ya no tan fundamental – entre decir “persona con diabetes”, o decir “persona que vive con diabetes”, pues esta segunda opción pone aún más distancia entre nuestra identidad como personas completas, y la condición con la que estamos viviendo. Separa aún más a la diabetes de nuestra identidad; pues si bien es cierto que esta condición es una parte importante de nuestra experiencia cotidiana, y condiciona ciertas cosas en nuestra vida y salud, no es quien somos, sino tan sólo una parte en particular de nuestra experiencia vital.

Las personas con discapacidad se han enfrentado desde años a una lucha similar, enseñándonos que ellos son personas completas e íntegras, mucho más allá de su discapacidad. Ellos no “son su discapacidad”, sino que son una persona completa… que pasa y resulta que vive con una discapacidad, y ya está. Hace tiempo la gente acostumbraba referirse a las personas con discapacidad usando palabras que ahora reconocemos como insultantes, desde cosas como “retrasado” hasta “minusválido”, términos retrógrados que dan a entender la “menor valía” de una persona. Lo más adecuado es entonces decir que se trata de una “persona con discapacidad”, pues ante todo sigue siendo una persona, y si bien en muchos contextos puede ser relevante mencionar la discapacidad, su identidad como persona viene primero, y después la condición  particularidad de la que se trate.

El lenguaje puede ser mucho más rico que eso, y ser conscientes de las palabras que usamos es algo que nos ayuda a replantear y cuestionar cómo nos vemos a nosotros mismos (sea que vivamos o no con alguna condición particular) y a quienes nos rodean. Recordemos también que el lenguaje es la manera en que expresamos nuestras necesidades y emociones, lo que me gusta y lo que no me gusta, es algo que sirve para todos. Debo preguntarme, ¿cuál es mi propia forma de pensar, más allá de lo que me hayan dicho o las palabras que me hayan enseñado?…

De ahí que ser asertivos con nuestras necesidades y deseos también es relevante. Si yo quiero esto, esto para mí es importante y lo adecuado es expresarlo, para no estar “jugando a que me adivines”. Es así como, con la gente que nos rodea, nos volveremos capaces de expresar lo que nos gusta, lo voy poniendo en mi propio lenguaje, y quienes me rodean lo acaban haciendo también.

Es por ello que en todos mis programas y comunidades, mi Blog, transmisiones en vivo, tutorías y cafés virtuales, he creado un glosario, para distinguir los términos que nos empoderan, de aquéllos que nos intentan definir en forma simplista y que por lo tanto nos restan poder: 

  • “Condición”, en lugar de “enfermedad”: ésta puede ser resistencia a la insulina, diabetes tipo 1 o tipo 2, prediabetes; es la condición o circunstancia en que se encuentra una persona que está consciente de lo que tiene, y tomando acción para tratarlo y/o mejorarlo.
  • “Enfermedad”: cuando la persona con resistencia a la insulina, diabetes tipo 1 o tipo 2, ó prediabetes, no está haciendo nada para mejorar su salud y por lo tanto, ahí sí nos referimos a que tiene enfermedad: glucotoxicidad, hiperglucemia crónica, complicaciones diabéticas que avanzan o no mejoran.
  • “Persona con diabetes” en lugar de “diabético”: se refiere a las personas que tenemos esta condición, sin etiquetarnos, ni clasificarnos ni mezclarnos como la misma cosa, ya que la persona sigue siendo una  y la condición otra.
  • “Diabético” o “diabética”: se refiere únicamente a un adjetivo para describir cosas u objetos como “pie diabético”, “complicación diabética”, etc.
  • “Tratar o normalizar los niveles de glucemia”, en lugar de “controlar la diabetes”: ya que lo que debemos controlar o normalizar son éstos, se tenga o no diabetes, prediabetes o cualquier condición. Por ello resulta muy importante separarlo. Yo misma he demostrado que aún con el diagnóstico de diabetes, puedo tener mayor salud y bienestar, así como mejores niveles de glucemia, que una persona sin esta etiqueta o diagnóstico.
  • “Elegir qué comer”, en lugar de “no puedo comer tal cosa”: decir “yo elijo” en lugar de “no puedo” me da esta libertad de elección consciente de autocuidado, y no irme al extremo de responsabilidad extrema o de falta de responsabilidad.
  • “Estilo de vida” en lugar de “estar a dieta o régimen”: la palabra “dieta” ha sido sobreutilizada hoy en día, además se ha utilizado en la inmensa mayoría de casos en protocolos destinados al fracaso por basarse en premisas falsas, o en el desconocimiento total de cómo fuciona nuestro metabolismo, psicología, ciclo de hambre y saciedad, etc. Además, “dieta” suele traer a la mente la idea de privaciones, sufrimiento, y algo que “sólo haré temporalmente”, en lugar de que implique cambios permanentes y llevaderos en mi estilo de vida. En mis programas acompaño a las personas a descubrir que podemos normalizar la glucemia al tiempo que disfrutamos de comidas deliciosas y saciantes, sin privarse y sin sensaciones de hambre. “Estilo de vida” también implica cuidar otros factores como el sueño, manejo del estrés, medicación adecuada, ejercicio, estado psico-afectivo y emocional… mucho más allá de lo simplista que es la palabra “dieta”.

Lo fundamental es que yo no soy la diabetes; ésta forma parte de mi vida y me condiciona, pero yo elijo cómo me puede condicionar, o qué tanto ésta influirá en mi salud y bienestar, a través de normalizar mis niveles de glucemia. Te dejo con esta frase de S. Freud que me gustó y viene muy acorde con el artículo de hoy: «Es imposible conocer a los hombres, sin conocer la fuerza de las palabras»

Mi experiencia y mis programas:  

Soy Rosy Yáñez, soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb, medicación efectiva y ayuno intermitente.

Si quieres evitar o prevenir tener diabetes tipo 2, mejorar tu composición corporal tengas o no diabetes tipo 2, o si eres padre o madre de niños o adolescentes con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a:

Mi próximo webinar privado gratuito, en directo “Guía para hacer Keto con diabetes o resistencia a la insulina” es el próximo martes 29 de junio a  las 19h (España), Apúntate AQUÍ: https://diabetesbien.com/webinar/ allí conocerás información de mucho valor y además en que consisten mis Programas de Acompañamiento.

Mirar mis Programas de Acompañamiento de 5 ó 6 semanas AQUÍ: https://diabetesbien.com/go/

Si tienes duda si este programa es para ti, Pídeme una sesión gratuita AQUÍ y hablamos: https://bit.ly/2HSj8iy