¿Sensor de Glucosa en Prediabetes o Diabetes Tipo 2? - Diabetes Bien

Blog

¿Sensor de Glucosa en Prediabetes o Diabetes Tipo 2?

La tecnología de apoyo y seguimiento para la diabetes ha mejorado muchísimo en los últimos años. Tenemos ahora distintos tipos de dispositivos, sensores y monitores de glucosa sanguínea, que cada vez avanzan más y que son más accesibles al público. Sin embargo, la educación y el aprendizaje para utilizarlos eficazmente, siguen siendo la clave para la gestión de la diabetes.

Para quienes vivimos con diabetes tipo 1 (DT1), es casi un hecho innegociable que debemos utilizar estas tecnologías de monitorización, pues es de vital importancia conocer nuestros niveles de glucemia para así administrar correctamente la insulina exógena. Sin embargo, en mis programas de acompañamiento me encuentro a muchas personas con prediabetes o diabetes tipo 2 (DT2), que por distintas razones no desean o se resisten a la idea de utilizar este tipo de monitoreo, ¡o ni tan siquiera les han planteado nunca la idea!… Aquí quiero ahondar un poco en esta resistencia; y explicar por qué la tecnología puede ser una herramienta valiosísima en nuestro empoderamiento para gestionar la diabetes – si bien no es tampoco una fórmula mágica que nos lo resuelva todo.

Algunas grandes ventajas del uso de un monitor continuo de glucosa son las siguientes:

Ventajas del sistema de monitorización continua o “sistema flash”:
Contar con una lectura actual de glucosa (que yo recomiendo ir comprobando con capilares)
Flecha De Tendencia: ayuda mucho a conocer el propio cuerpo, los cambios y movimientos que hace con distintos factores como la comida, ejercicio y estrés.
Historial De Glucosa: aprendiendo del registro de patrones es una excelente forma de saber lo que sucedió, analizarlo y pensar en cómo mejorarlo.
Añade Notas: puedes tener un registro más completo de otros factores que afectan y así entender lo que le sucede a tu cuerpo así como lograr objetivos glucémicos de forma más eficaz. 

Ante todo recordemos que la diabetes tipo 1 y la tipo 2 son condiciones diferentes; que aparecen por causas distintas. Mientras que la diabetes tipo 1 es una condición autoinmune, cuyas causas aún no se conocen por completo ni tampoco puede predecirse con exactitud; la diabetes tipo 2 es una resistencia a la insulina que suele aparecer después de un tiempo – generalmente largo – de vivir en condiciones de hiperglucemia e hiperinsulinemia crónicas. Sin embargo, en ambos tipos de diabetes – o en prediabetes y también personas que viven sin diabetes – puede decirse la misma idea de que el aprendizaje y la educación son la clave para la salud y el bienestar, se viva o no con diabetes. Y dentro de este aprendizaje, la información es poder. Es pieza clave de nuestro proceso de empoderarnos, y de hacernos responsables de gestionar con salud integral esta condición. Aquí es donde entran los sensores y monitores, como herramientas para obtener información.

De hecho, entre sanitarios y profesionales de la salud ni siquiera suele existir casi la idea de que personas con diabetes tipo 2 o prediabetes utilicen estos monitores constantes de glucosa, por lo que a ellos muchas veces ni siquiera se les ha planteado como una posibilidad. Y cuando acompaño a personas con prediabetes o DT2 a comenzar a utilizarlos, ¡el aprendizaje suele ser brutal!… Pues la información continua nos da un panorama mucho más completo y eficaz, acerca de los efectos de muchas otras cosas además de la alimentación, sobre nuestra glucosa sanguínea: tales como el sueño, ejercicio, estrés, y las emociones incluso. El monitoreo llega a cambiarles todo el panorama, ¡pues una cosa es aprender la teoría, y otra muy distinta verlo en la práctica!…

¿Por qué sería interesante el uso de este tipo de monitorización continua de glucosa o sistema flash en alguien con prediabetes o diabetes tipo 2?…

  • Conocer en qué momento sucede la resistencia a la insulina y encontrar posibles causas y por lo tanto tratamiento específico para ello
  • Quitar miedo a saber lo que me está pasando, culpabilizarme y juzgarme solo por una medición de un minuto de un capilar en sangre
  • Mirar tendencias glucémicas con otros factores (estrés, ejercicio, comida, etc).
  • Conseguir objetivos glucémicos concretos y evaluar los cambios que se va haciendo en el tratamiento

La idea que tienen muchas personas de solamente hacer una medición de glucosa al día, en ayunas por ejemplo, ya es totalmente obsoleta en un mundo donde existen tecnologías capaces de darnos información mucho más constante. Ya que la variabilidad de la glucemia durante el día, es lo que nos causa a largo plazo daños por hiperglucemia crónica. Y es que no se trata de “controlar la diabetes” o de “tener o no diabetes”, sino de evitar la anormalidad glucémica y los daños por hiperglucemia crónica – mismos que son más fuertes en quienes vivimos con diabetes, pero que también existen en personas sin diabetes pero que llevan una alimentación y un estilo de vida inadecuados.

Los medidores de glucosa disponibles en el mercado hoy en día siguen siendo útiles, siempre que se utilicen con la frecuencia adecuada y los valoremos en cuanto a precisión y exactitud. Sin embargo, cada vez más, existen distintos tipos de medidores, como los medidores de glucosa continuos y los medidores “flash”; que se ajustan a diferentes necesidades. Los monitores continuos más utilizados son DEXCOM G5 o G6, así como el Freestyle Libre. Si bien el Freestyle es un sistema “flash”, puede ser utilizado también como monitor continuo, si aprendemos a utilizarlo adecuadamente. Aquí explico más a detalle cómo utilizo yo este tipo de sistemas; que son complejos y por ello es importante que aprendamos a utilizarlos correctamente. La educación para utilizarlas de manera eficaz es muy importante; ya que cada aparato tiene sus matices y limitaciones. 

Sin embargo, la tecnología por sí sola no es empoderamiento. Este proceso de hacernos responsables y convertirnos en expertos en nuestra propia diabetes, sólo puede venir de la decisión consciente de aprender y educarnos. Así es como lograremos vivir en salud y bienestar.

Es sabido que “Lo que no puede medirse, no puede mejorarse”; y es por eso que los medidores pueden convertirse en una valiosísima herramienta que nos proporcione información. Si no sabes lo que te está pasando, no puedes identificar en dónde está el problema; además recordemos que los niveles de glucosa en sangre no solamente tienen qué ver con la alimentación, sino que entran en juego muchos otros factores: calidad del sueño, gestión del estrés, medicación, etc. Me encuentro muchas personas con prediabetes o diabetes tipo 2; que prefieren utilizar solamente unas pocas mediciones de glucosa sanguínea al día, con mediciones momentáneas que solamente nos dan una “foto” de un cierto minuto del día. Y si bien esa información también tiene su validez; es importante recordar que una sola medición de la glucosa en sangre en un momento dado, es solamente eso: una fotografía instantánea, de un solo minuto en todo el día, ¡siendo que un día tiene en total 1.440 minutos!…

Es bueno enterarse de cómo está tu glucosa en ayunas por la mañana; pero esa fotografía de un único momento del día no nos dice casi nada acerca del resto del día, de los otros 1.439 minutos: ¿cómo están mis niveles de glucosa después de comer por la mañana o por la noche, o en un momento de estrés, o cuando no hemos dormido bien, o después de hacer ejercicio, o después de comer un producto incoherente con mi genética?… Así pues, un sistema de monitorización más constante, que nos proporcione no una sino muchas fotografías a lo largo de todo el día; nos dan información continua, dando así una mucho mejor idea de cómo funcionan tus niveles particulares de glucosa en sangre, ¡pues quienes vivimos con diabetes no somos todos iguales!…

Me encuentro a veces, entre personas con prediabetes o diabetes tipo 2, algunas resistencias a usar este tipo de monitoreo. Veo que existen casos donde quizá esta resistencia viene de un “miedo a saber”; quizá todavía existen muchas emociones no gestionadas – o que aún no hemos desenmascarado y enfrentado – respecto a vivir con diabetes. Quizá algunos de ellos se sienten culpables por su condición de diabetes, o avergonzados, o con otros miedos. Aquí resalto otra vez la importancia de la educación y acompañamiento para procesar todo esto; gestionar nuestras emociones con el acompañamiento de un profesional puede apoyarnos en el proceso de aceptar nuestra condición de diabetes, y al mismo tiempo hacernos responsables de aprender y convertirnos en capitanes de nuestro propio barco.

Si nos abrimos a saber, si abrimos el panorama de aprender y de utilizar las ventajas de un sensor; éste se vuelve sencillamente una herramienta más en la gestión efectiva de la diabetes, pero una valiosísima que nos ayuda a recuperar nuestro poder.

Ahora bien, la tecnología no es tampoco una varita mágica que nos permita “desentendernos”, ni dejarlo todo en “manos” de un aparato. El aparato es una herramienta, ¡pero las manos sólo las puedo tener yo!… No sirve que te pongas un sensor si no aprendes cómo interpretar la información, si lo estás usando adecuadamente, y sacándole el provecho de forma eficaz. Muchos en la comunidad de personas con diabetes aún sueñan con soluciones milagrosas, píldoras mágicas, o un “páncreas artificial” que nos resuelvan todo el problema; “me pongo este aparato y ya está, me desentiendo”… Pero esta no es la realidad, ¡ni lo será a pesar de todas las tecnologías que existan!… Pues no importa cuántos aparatos avanzadísimos salgan al mercado, el tratamiento para la diabetes es y seguirá siendo la educación, el hacernos responsables de gestionar con salud integral la condición.

Recuerda que este proceso de aprender será mucho más seguro y efectivo, si se realiza con el acompañamiento de un profesional coherente, que también vive con ello. El mundo del monitoreo de glucosa y las tecnologías relacionadas es complejo, por ello se requiere educación y aprendizaje; especialmente al principio es recomendable contar con la guía de un profesional.

Mi experiencia y mis programas:  

Soy Rosy Yáñez, soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb, medicación efectiva y ayuno intermitente.

Si quieres evitar o prevenir tener diabetes tipo 2, mejorar tu composición corporal tengas o no diabetes tipo 2, o si eres padre o madre de niños o adolescentes con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a:

Mi próximo webinar privado gratuito, “La Guía definitiva de Normoglucemia y Lowcarb” el 3 de agosto, Apúntate AQUÍ: https://diabetesbien.com/webinar/ allí conocerás información de mucho valor y además en que consisten mis Programas de Acompañamiento.

Si tienes duda si este programa es para ti, Pídeme una sesión gratuita AQUÍ y hablamos: https://bit.ly/2HSj8iy