¿Fenómeno Somogy y comer antes de dormir? - Diabetes Bien

Blog

¿Fenómeno Somogy y comer antes de dormir?

Buscando información para el manejo de la diabetes, nos podemos encontrar algunos sitios web que mencionan el llamado “efecto Somogy”; o quizá algún profesional sanitario fue quien nos contó que “hay que tener cuidado con el efecto Somogy”. Se le llama así porque la idea fue propuesta en 1949 por un investigador llamado Michael Somogy, quien había observado que personas con diabetes tenían en ocasiones niveles de glucosa en sangre muy elevados al amanecer. Él sugirió que esto se debía a que una cantidad “excesiva” de insulina, que provocaba hipoglucemia, podía convertirse después en hiperglucemia. Así pues, supuestamente existía un “efecto rebote” en donde el cuerpo, sin razón alguna y aparentemente “porque sí”, elevaba la glucosa en sangre a niveles altos después de una hipoglucemia.

Se trata, sin embargo, de un mito que persiste y confunde, ya que la nueva información y nuevas investigaciones han descubierto que no existe el efecto Somogy. Ninguna investigación clínica lo confirmó. Simplemente, es una idea que surgió en una época – hace casi un siglo – en donde los medidores de glucosa estaban muy lejos de ser tan confiables como lo son ahora. Y sabemos que incluso hoy en día pueden ser inexactos, ¡imaginemos entonces en 1949!… Los medidores de glucosa disponibles en 1949 no eran ni caseros, ni rápidos, ni  mucho menos eran precisos. Tardaban tiempo en arrojar su resultado, que podía estar influido por muchísimas variables. (Y aun cuando un medidor de glucosa fuera siempre exacto al 100%, recordemos que la glucosa en sangre puede estar influenciada por más de 42 factores, y que una sola lectura no siempre nos da información fiable). Por lo tanto, ya desde la base, las observaciones que utilizó Somogy para construir su teoría no podían haber sido fiables como para decidir que se trataba de un “efecto” en particular.

Algunos de los más de 42 factores que afectan los niveles de glucosa en sangre.

El mito del “efecto Somogy” también dice que cuando la persona con diabetes se levanta con una glucemia elevada, esto se debe a que existió un exceso de insulina durante la noche, que provocó una hipoglucemia y después un “rebote”. Pero la elevación de la glucemia al amanecer podría más bien deberse al efecto del alba, que sí existe y que ha estado mucho mejor estudiado y documentado. El mito del “efecto Somogy” afirma que la hipoglucemia nocturna podría causar más tarde una hiperglucemia excesiva y desproporcionada, pero sin molestarse en explicarnos el por qué, como si simplemente fuera un efecto mágico que apareciese “porque sí”.

En realidad, solamente algunas de esas ideas son parcialmente ciertas: la realidad es que ante una hipoglucemia, el sistema del glucagón tratará de normalizar la glucosa en sangre, liberando cierta cantidad de glucosa al torrente sanguíneo, pero nunca en la cantidad enorme que sugieren quienes creen en el “efecto Somogy”. Algunos de ellos llegan a decir que tras una hipoglucemia, la glucosa en sangre podría posteriormente elevarse hasta valores de 500mg/dL, ¡simplemente “porque sí”!… cosa que no observamos en la realidad. En diabetes, se vuelve insuficiente el glucagón para compensar una hipoglucemia debida siempre a exceso de insulina, así la fuerza de la insulina exógena será más fuerte que el de glucagon, ya que con la insulina exógena utilizada de forma constante, el sistema es imperfecto y tiene desbalances. También porque, nuevamente, son sistemas en donde influyen muchísimos factores, desde los evidentes y más fuertes como la comida, las dosis y calidades de insulinas y glucosas exógenas; hasta cosas como estrés, sueño, ejercicio, etc.

Pero lo más lamentable y dañino de este mito es que quienes proponen que existe un “efecto Somogy”, generalmente dicen que una de las principales causas del problema es una supuesta ¡“alimentación baja en carbohidratos”!, en especial durante la cena o antes de acostarse. Por lo que una de sus supuestas soluciones es “comer más carbohidratos durante la cena”, ¡a pesar de que justo eso es lo que causará muchas más hiperglucemias difíciles de controlar!… Sabemos que la diabetes es una condición en donde, efectivamente, existe una fuerte intolerancia a los carbohidratos. ¿Cómo es posible entonces, que la solución propuesta ante un evento de descontrol glucémico sea “comer más carbohidratos”?… Todo lo contrario: ¡haber cenado carbohidratos, es mucho más probable que sí cause una hiperglucemia posterior!

En realidad, lejos de que exista un “efecto Somogy”, esto es sólo parte de la montaña rusa de los carbohidratos y azúcares, de la que he hablado antes. He mencionado que una alimentación rica en hidratos de carbono nos lanzará forzosamente en esas subidas y bajadas constantes de glucosa en sangre, misma que se vuelve casi imposible de controlar con la exactitud deseada. Dado que es imposible calcular con precisión las cantidades de hidratos (como lo proponen quienes creen en el otro mito de “contar raciones de hidratos y después pincharse la insulina correspondiente”), y que además hay muchos factores que influyen en cómo responde nuestro cuerpo a la insulina, cualquier estilo de alimentación que incluya muchos carbohidratos desfavorables es la fórmula para nunca lograr un nivel de glucosa estable. El método de “contar hidratos y después calcular la insulina correspondiente” es prácticamente imposible de hacer con exactitud y ocasionará el no cumplimiento de normoglucemia verdadera, pues nuestros cuerpos son muy complejos y cientos de factores influyen en cada paso del metabolismo. Intentarlo conducirá inevitablemente a la frustración, y contribuirá a la sensación de no lograr tener el control de la propia diabetes. También expliqué antes cómo una alimentación baja en hidratos nos ayuda de manera mucho más efectiva a tener una normalidad glucémica, gracias a la Ley de las Pequeñas Cifras.

 

Recomendaciones o conclusiones:

Soy Rosy Yáñez, Soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes y Alimentación Low-carb. Tengo veinticinco años viviendo con Diabetes Tipo 1 (DM), y desde hace quince años logro tener niveles glucémicos normales, sin ninguna complicación diabética.

Si quieres seguir aprendiendo sobre la diabetes, te invito a ver mi último webinar “Resetea Bien la diabetes, incluso en el embarazo” en donde aprenderás los 4 fundamentos más importantes para normalizar tus niveles de glucosa en sangre de verdad https://youtu.be/VqHMjOo5mkc y si es tu momento, allí también puedes acceder a mis Programas de acompañamiento individual/grupal DIABETES BIEN online para encajar tu diabetes tipo 1, diabetes tipo 2 o prediabetes a este tipo de alimentación en el menor tiempo posible, romper los mitos que te impidan lograrlo, aprendiendo como gestionar la medicación, monitoreo, todo de la mano conmigo y junto con otras personas con los mismos objetivos de salud.

Si quieres seguir recibiendo estos posts, acceso a webinars, LIVE’s, y avisos de inicio de mis Programas puedes apuntarte a mi canal de telegram DIABETESBIEN de mensajes al móvil: https://t.me/joinchat/AAAAAEcMSNp3uS9GEnLuVg .

Si tienes dudas sobre si mis programas de acompañamiento online son para ti, puedes pedirme una sesión gratuita online aquí https://bit.ly/2HSj8iy , me cuentas tus dificultades con la diabetes y miramos si te puedo ayudar.