Reseña y Opinión: “Dieta Cetogénica: El Protocolo de una Alimentación Efectiva” de Carlos y Ricardo Stro - Diabetes Bien

Blog

Reseña y Opinión: “Dieta Cetogénica: El Protocolo de una Alimentación Efectiva” de Carlos y Ricardo Stro


El libro “Dieta Cetogénica: El Protocolo de una Alimentación Efectiva”, fue escrito en 2019 – o séase que su publicación es muy reciente – por Carlos y Ricardo Stro. Es, probablemente, uno de los mejores libros modernos sobre nutrición que existen en el mercado, escrito en un lenguaje sencillo y accesible al público que no es profesional ni experto en el área. Es un libro que, además de cambiar paradigmas y romper mitos sobre alimentación, explica muy a detalle el por qué: por qué llevar una alimentación como la que proponen los autores, conduce a tener mejor salud y composición corporal que si seguimos los conocimientos convencionales sobre nutrición, gravemente equivocados en muchos aspectos.

Ya el simple hecho de molestarse en explicar el “por qué” de su propuesta, lo convierte en un libro excepcional en el mundo de los “libros sobre dietas”. Hasta la idea misma de los “libros sobre dietas” trae a la mente obras que son más bien superficiales, que simplemente detallan cómo debe seguirse tal o cual “dieta de moda” y recetas para implementarla, y generalmente son libros enfocados en lo estético: bajar de peso, verse bien, etc.; pero sin explicar un por qué esto funciona, ni tampoco explorar las consecuencias a fondo en nuestra salud y bienestar a largo plazo. Los autores no son profesionales médicos, sin embargo han acumulado decenas de miles de horas de estudio profundo en el tema, pero sobre todo y mucho más valioso aún, auto-experimentación y aprendizaje en sus propios cuerpos, de los enormes cambios en salud que se experimentan al adoptar una alimentación cetogénica, que responde bien a nuestro diseño genético y lo que nuestros genes esperan.

¿Por qué llevar una alimentación cetogénica?… He hablado en otros artículos y transmisiones en directo acerca de la dieta keto (“keto” viene precisamente de la palabra en inglés “ketosis”, o sea “cetosis” y de ahí la dieta “cetogénica”), y por qué ésta es de hecho la dieta que nuestros ancestros evolucionaron comiendo. El ser humano llevó este tipo de alimentación original o ancestral, durante muchos más cientos de miles de años que los que hemos pasado comiendo cereales modernos, azúcares, y ya no se diga comestibles ultraprocesados. Por lo tanto, el libro explica a detalle por qué nuestras células y nuestros genes esperan, para su correcto funcionamiento, que les demos una alimentación basada en comida real, y en ingredientes de calidad.

Son tres los pilares de la teoría explicada en el libro: el primero de ellos obviamente es la alimentación. El segundo y también muy importante es el ayuno. Aunque parezca una obviedad, nuestro metabolismo sólo puede existir en uno de dos estados: ayunando o comiendo. Dependiendo de cómo comamos, qué tipo de alimentos, con qué frecuencia; pero también dependiendo de cuándo y por cuánto tiempo dejamos de comer, se desencadenan muy diferentes reacciones y señales metabólicas y hormonales, que pueden ya sea mantenernos en excelente salud y en nuestra composición corporal óptima, o pueden hacernos enfermar, engordar y sufrir padecimientos tanto físicos como psicológicos y emocionales. Así pues, el ayuno (y cómo lo hacemos) también es fundamental, porque en los momentos en que no estamos comiendo, están sucediendo en nuestro cuerpo cosas importantísimas en relación con la insulina, leptina y grelina entre muchas otras hormonas; así como con las reservas de grasa, glucosa o aminoácidos que tengamos en el cuerpo.

El tercer pilar fundamental es el ejercicio, y los autores explican que su importancia no es la que tradicionalmente se cree (“hacer ejercicio para quemar calorías” o para “quemar grasa”), sino que es fundamental para la salud por otras razones: crear y fortalecer músculo, evitar la sarcopenia, dar al cuerpo un estresor saludable que lo mantiene sano, etc.

Explicando a fondo el funcionamiento de las células – unidades básicas de nuestro cuerpo y de todos sus sistemas – el libro da fundamentos acerca de cómo evitar la enfermedad: prácticamente cualquiera de ellas, pues la enfermedad en nuestro cuerpo sucede casi siempre por una de dos razones; o bien el sistema inmune está debilitado y vulnerable ante ataques externos de virus, bacterias o toxinas; o bien las propias células y genes están dejando de funcionar bien, pues algo se encuentra averiado en sus partes, su funcionamiento o su comunicación con otras células y otros genes. Y en todos estos procesos y funciones, la alimentación juega un rol fundamental, a la par que el ayuno y el ejercicio – bien implementados – pueden ayudar enormemente a regenerar y sanar sistemas dañados. Muchos tipos de cáncer y de trastornos autoinmunes, por ejemplo, pueden tener su origen en un trastorno metabólico donde la alimentación juega un rol crucial.

Un aspecto que el libro toca varias veces, y que me parece muy interesante – además de que son partes entretenidas de leer, y que tienen mucho sentido lógico – es todo el trasfondo antropológico y evolutivo, en el que los autores hacen hincapié en las cosas que para nuestro cuerpo tienen sentido evolutivamente hablando. Nuestro diseño genético no es producto del azar, sino que está fuertemente ligado al tipo de alimentos que nuestra especie tuvo disponibles durante su evolución. Y esos son los mismos alimentos que nuestros genes ahora esperan recibir, a fin de mantenernos en salud y bienestar.

No es un libro enfocado a “perder peso” o “verse mejor”, sino que realmente se va a fondo en la bioquímica del cuerpo humano, y por qué estamos diseñados para comer lo que debemos comer. No es, por lo tanto, un libro sobre una “dieta de moda” y maneras superficiales de implementarla, sino para alguien que realmente quiera aprender a fondo la bioquímica del cuerpo humano en relación con la comida, sus “porqués” históricos y bio-evolutivos, y cómo podemos hoy aplicar estos conocimientos, en nuestros contextos y entornos actuales, para mantener o recuperar nuestra salud y vitalidad. Explica el porqué de la obesidad: como trastorno hormonal y metabólico, que nada tiene qué ver con “fuerza de voluntad” ni con “balance de calorías”, sino con señalización hormonal según los alimentos que comamos. Al estar estas cosas aún fuera del conocimiento de la mayoría de la gente, no es de extrañarnos que estemos viviendo una crisis de salud pública relacionada con obesidad, diabetes tipo 2, enfermedad cardiaca, fallo renal, etc.

Hablan también del contexto histórico y evolutivo de los consejos alimenticios (gravemente equivocados) que actualmente forman parte de las recomendaciones de oficiales; y cómo podemos “corregir el barco”, aprender y alcanzar nuestros objetivos de salud. Otro aspecto único e interesante, es que el libro puede ser la piedra angular de un verdadero cambio de mentalidad acerca de lo que es comer y qué significa: un salto en el paradigma sobre lo significativo y sagrado de comer para dar nutrientes a nuestras células, en lugar de que comer sea un mero hecho mecánico “porque a esta hora ya toca”, y además comer “lo que sea”… Sino que en realidad, cada decisión que tomamos respecto a qué meter en nuestra boca, desencadenará una cascada metabólica de salud y bienestar, o de enfermedades y trastornos.

Explicando a fondo lo básico sobre los macronutrientes que existen: la bioquímica de las grasas, proteínas, carbohidratos; y qué proporciones deberíamos comer de cada uno de ellos, y provenientes de qué tipo de comidas o productos. Ya hacia el final del libro, éste da diversos protocolos para implementar esquemas variados de ayuno (según distintos objetivos, niveles de dificultad, qué tan adaptados estamos a ello o si somos “principiantes”, etc.), de alimentación, así como muchos ingredientes, productos y suplementos saludables que se pueden incorporar en este proceso. Sin embargo, no aborda la condición de diabetes tipo 1 o tipo 2, y sus dificultades específicas para hacerlo y para qué.

Y es por esta misma razón que yo considero más recomendable implementar un protocolo dentro de un contexto de acompañamiento profesional. Si bien el libro da protocolos alimenticios que pueden servirle a mucha gente, siguen siendo consejos generales, que no tienen en cuenta la individualidad de cada persona y sus condiciones particulares. Esto puede conducir a errores cuando algunas personas quieren implementar – y especialmente, implementar de manera muy repentina – un protocolo que quizá no es el adecuado a ese individuo en específico. Y esto es especialmente cierto si se vive con una condición como la diabetes, que presenta retos específicos en cuanto a la resistencia a la insulina, necesidad de incorporar insulina exógena, etc… Por ello es más eficiente y seguro hacerlo de la mano de un profesional.

A mi parecer, lo más valioso y destacable del libro es que los autores han aprendido y experimentado sobre sí mismos, algo que se parece mucho a lo que yo he hecho con mi propio aprendizaje y que ahora imparto en mis programas de acompañamiento. Asimismo, que es una obra excelentemente bien fundamentada sobre decenas de estudios y fuentes referenciadas. Y por último, que se enfoca en explicar y ayudarnos a entender el porqué de nuestro funcionamiento metabólico, en relación a la alimentación, en lugar de tratarse solamente de “un libro con la dieta de moda”.

Por esto último, el título del libro resulta un poco desafortunado. Al haber bautizado al libro como Dieta Cetogénica: (…)”, podría dar la impresión de ser una obra mucho más superficial de lo que en realidad es. La palabra “dieta” ya es, en nuestra actualidad, una palabra desgastada, pues la mayoría de la gente asocia “dieta” con sufrimiento, privaciones, y “algo que haré durante unas semanas”; en lugar de entender el término “dieta” como hábitos permanentes que vale la pena adoptar. Si bien es un nombre que puede llamar la atención – lo cual podría ser un buen “gancho” que ayude a que más gente mire esta información –, sigue siendo un título que da la impresión de un libro superficial, de “dietas de moda”. Y todo lo contrario, es un libro que se va muy a fondo en explicar la bioquímica de nuestro cuerpo, cosa que por momentos puede resultar un poco extensa, pero que vale la pena aprender, con consecuencias que se reflejarán en nuestro bienestar.

No olvides que mi próximo Webinar, que tendrá lugar el próximo 7 de febrero de 2021, tocará precisamente el tema de dieta cetogénica si vives con diabetes: ¡apúntate y ahí nos veremos!

 

Mi experiencia y mis programas:

Soy Rosy Yáñez, soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb y ayuno intermitente.

Si quieres evitar o prevenir tener diabetes tipo 2, mejorar tu composición corporal tengas o no diabetes tipo 2, o si eres padre o madre de niños o adolescentes con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a explorar mis Programas de acompañamiento personalizados/grupales DIABETES BIEN online para encajar la diabetes a este tipo de alimentación en el menor tiempo posible, romper los mitos que te impidan lograrlo, aprendiendo cómo gestionar la medicación, monitoreo, todo de la mano conmigo y junto con otras personas con los mismos objetivos de salud.

Aquí podrás encontrar el acceso a mis mejores herramientas para lograrlo: https://diabetesbien.com/go/

Si quieres seguir recibiendo estos posts, acceso a webinars, LIVE’s, y mucha información de valor, puedes apuntarte a mi canal de telegram DIABETESBIEN de mensajes al móvil: https://t.me/joinchat/AAAAAEcMSNp3uS9GEnLuVg