Clasificación de etiquetado “NutriScore” en prediabetes o diabetes - Diabetes Bien

Blog

Clasificación de etiquetado “NutriScore” en prediabetes o diabetes

InstagramFb2

Hace pocos años apareció la clasificación “Nutri Score” en España y algunos otros países europeos, puesta en los envases de diversos alimentos y productos comestibles. Consiste en un sistema de etiquetado frontal para dichos productos, utilizando una escala de colores y letras, que considera diversos factores y clasifica así a los alimentos empaquetados de acuerdo a su contenido nutricional. La etiqueta se ve así:  

En donde un producto marcado más cerca de la “A”, en las zonas verdes, significaría que tiene un mejor contenido nutricional; mientras que los productos más cerca del color rojo tendrían, supuestamente, una peor calidad nutricional. El objetivo, supuestamente, es reducir el esfuerzo cognitivo y el tiempo que la persona tendrá que invertir en procesar la información más compleja o detallada que por ley debe venir en el empaque de un producto comestible. La idea es, entonces, ayudar al consumidor a hacer “elecciones más saludables”.

Han surgido numerosas críticas a este sistema de etiquetado, cuestionando diversas cosas al respecto de sus premisas, su utilización, el por qué ciertos productos lo llevan o no lo llevan, etc. Los defensores del etiquetado “Nutri Score” argumentan varios puntos, algunos de ellos válidos: primero que nada, advierten que el Nutri Score “no está pensado para decirle a la gente qué cosas comer o no comer; sino que es un sistema que toma en consideración varios factores, a fin de equiparar entre varios productos o marcas diferentes de una misma categoría”. Es decir, que el Nutri Score no representa una “guía de alimentos saludables”, sino que simplemente pretende ser un apoyo al momento de comparar entre las diferentes marcas o versiones disponibles de un mismo alimento.

1) Por lo tanto, esta es mi primera crítica o advertencia sobre el Nutri Score: debemos recordar que la comida real ni siquiera lleva etiquetas; lo más coherente sería hacer nuestra compra siempre con productos locales, frescos, compuestos por aquello que no necesita ningún empaquetado con etiquetas: carnes y pescados locales y frescos, grasas de animales disponibles en la región, lácteos de calidad, vegetales y frutos secos, etc.

Además, quienes defienden al Nutri Score también hacen hincapié – y están en lo correcto – en que debemos preferir los alimentos más frescos, locales y reales, del tipo que ni siquiera lleva un etiquetado: lo que conseguimos en mercados locales, granjas, pescaderías o carnicerías artesanales, etc. La etiqueta Nutri Score no se le pone a este tipo de alimentos, que cuando los compramos contienen un solo ingrediente (carne, pescado, órganos de algún animal, quesos, natas o yogures hechos en una granja, vegetales de hoja verde, etc.), y que son la comida más real que podemos encontrar – la más coherente con nuestra genética y nuestras necesidades reales de alimentación para la salud y el bienestar.

2) Mi segunda crítica, es el hecho de que la educación y el proceso de aprendizaje siguen siendo la única manera para realmente informarnos, de forma responsable y empoderada, acerca de qué alimentos son coherentes con nuestros genes y nos aportan verdadera salud y bienestar. Sin educación, un etiquetado no servirá de nada: las etiquetas no harán el trabajo por nosotros, de realmente aprender y progresar paso a paso hacia nuestros objetivos de salud. El riesgo que existe con el Nutri Score, por lo tanto, es que muchas personas quizá asumirán que “sólo tienen que seguir el etiquetado y ya está; las cosas marcadas en verde son saludables, y las que se acercan al rojo son dañinas”. ¡Nada más lejos de la realidad!… Sigue siendo nuestra responsabilidad informarnos y aprender qué cosas realmente son saludables y coherentes, y cuáles no lo son.

La realidad es que el Nutri Score – y sus propios defensores lo dicen – no está diseñado para decirnos qué productos comer y qué productos evitar, sino que pretende ser un parámetro comparativo (supuestamente) entre productos similares. El problema es que mucha gente puede quedarse con la idea de que el etiquetado indica una distinción clara entre alimentos saludables y no saludables; cuando ni tan siquiera es ése su objetivo.

3) Y el siguiente enorme problema que tenemos (y la razón más grande por la que este etiquetado es problemático); es que el Nutri Score se basa en varias premisas que son completamente falsas, repitiendo los mismos mitos nutricionales que han llevado al mundo a estar enfermo; con cada vez más obesidad, diabetes tipo 2 y complicaciones diabéticas, condiciones autoinmunes, etc. Es verdad que acierta en un par de cosas: penaliza el alto contenido de azúcares añadidos (entendiendo como “azúcares” sólo a la fructosa y sacarosa añadidas, aunque no ve a la glucosa como un problema cuando en realidad también lo es), y pone en la clasificación más alta (la letra “A” de color verde) a los vegetales de hoja verde. Todos estamos de acuerdo en que los vegetales de hoja verde son generalmente saludables, y los azúcares añadidos no lo son. Pero la otra premisa fundamental en que se basa el Nutri Score, y que tiene un peso enorme en la manera como son clasificados los alimentos, es que penaliza el contenido de grasas saturadas, sobre todo las de origen animal. Por tanto, se basa en la falsa premisa de que supuestamente “la grasa es mala”, sin siquiera hacer mayor distinción entre diferentes grasas. Se asume que los aceites de semillas son “mejores” que la grasa saturada de origen animal, cuando he hablado antes de lo tóxicos e inflamatorios que son dichos aceites ultraprocesados.

4) La otra cara de esta misma moneda, es que el Nutri Score da una puntuación alta – en el color verde – a los carbohidratos “complejos” (cosas como pan integral, cereales y granos enteros, etc.); dando a entender que son “saludables”, cuando sabemos que ni son complejos y de hecho tienen una respuesta glucémica severa e incontrolable, ¡resultando especialmente dañinos para quienes vivimos con diabetes y/o tod@s los que saben que normalizando sus niveles de glucemia se consigue la verdadera salud!… Ya que las directrices oficiales en nutrición, llenas de mitos que han enfermado al mundo, aún nos dicen que debemos “evitar las grasas” y que por lo tanto nuestra fuente principal de energía debería ser la glucosa, siempre y cuando venga de los “carbohidratos complejos” que se asumen como supuestamente “saludables”.

Por lo que, a fin de cuentas, si uno hace comparativas entre alimentos de origen y composición muy diverso, ateniéndose a lo que nos cuenta el Nutri Score, podría llegar a conclusiones completamente aberrantes e incoherentes con nuestra genética y salud. Por EJEMPLO, puede observarse que ciertos productos de pobrísimo valor nutricional (¡y disparadores de la glucosa en sangre!) tales como pizzas de congelador, cereales de avena azucarados, o bebidas endulzadas a base de café ultraprocesado, obtienen una clasificación “B” en color verde claro, la segunda mejor. ¿Por qué?… Porque consisten en “carbohidratos complejos” y/o “tienen poca grasa saturada”. Mientras que un paquete de salmón ahumado, una lata de sardinas, o un queso empaquetado alto en grasa, obtienen la clasificación “D” en color naranja, la segunda peor. Ateniéndonos entonces al etiquetado, podríamos entender que comer una pizza de congelador, acompañándola con bebida azucarada a base de frutas o de café procesado; sería supuestamente “más saludable” que un salmón ahumado con sardinas y queso graso. ES ALGO SENCILLAMENTE ABSURDO, BASADO EN PREMISAS FALSAS, Y TOTALMENTE INCOHERENTE con los alimentos que nuestros genes han consumido durante toda nuestra evolución y los que esperan recibir para funcionar adecuadamente.

Nuevamente, los propios defensores del “Nutri Score” alegan que su función no es decirnos qué comer, ni facilitar este tipo de comparativas como el ejemplo que acabo de mencionar; pero si el sistema entero está basado en una premisa falsa, a final de cuentas se le está dando a la gente información inadecuada, pobre, sesgada y que lejos de llevarle a la salud, le aleja aún más de ella. 

Otra consideración es que el etiquetado “Nutri Score” en ningún momento considera al favorecimiento de la normoglucemia como un objetivo o parámetro importante. Esto era de esperarse, ya que el mundo de la nutrición en general no considera todavía a la normalidad glucémica como el pilar fundamental que es para la salud; en especial para quienes vivimos con diabetes o prediabetes. Al dar buenas consideraciones a los “carbohidratos complejos” – dando a entender que comerlos es supuestamente “saludable” –, no es por lo tanto un etiquetado que nos ayude para nada a quienes queremos aprender a llevar una normalidad glucémica. NO ES UN ETIQUETADO QUE NOS PROPORCIONE INFORMACIÓN DE NINGUN VALOR, A QUIENES DESEAMOS VIVIR CON DICHA NORMALIDAD.

En conclusión, mi experiencia es que la verdadera clave para la salud es la educación, cosa que un sistema de etiquetado no asumirá ni resolverá por nosotros – el etiquetado necesariamente será simplista, generalista, y no mirará las muchísimas dimensiones y factores que influyen en la salud. Invertir en hacer este tipo de clasificación, sin dar a las personas verdadera educación y aprendizaje, lo veo ineficaz y hasta confuso: capaz de hacer más daño que beneficio. Recuerda que para cumplir tus objetivos individuales en salud, es mucho más seguro y efectivo hacerlo acompañado(a) de un profesional coherente, que también vive la misma travesía.

Mi experiencia y mis programas:

Soy Rosy Yáñez, soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb, medicación efectiva y ayuno intermitente.

Si quieres evitar o prevenir tener diabetes tipo 2, mejorar tu composición corporal tengas o no diabetes tipo 2, o si eres padre o madre de niños o adolescentes con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a mirar más sobre mis programas de acompañamientoaquí encontrarás mis mejores recursos y puedes apuntarte a mi próxima masterclass. Si tienes dudas, Contáctame AQUÍ por whatsapp para saber si yo te puedo ayudar: https://bit.ly/2HSj8iy

¿Buscas algo en especifico en Diabetes Bien?
Lo más visto en el blog
Etiquetas más populares

Suscríbete a DiabetesBien

Recibe mis posts, invitaciones a Webinar y contenido exclusivo para ayudarte