Embarazada con diabetes tipo 1: segundo trimestre - Diabetes Bien

Blog

Embarazada con diabetes tipo 1: segundo trimestre

Sigo contando la historia de mi embarazo con diabetes tipo 1 y haciendo bajo carbohidrato, aquí el segundo trimestre:
«Ahora me encuentro finalizando la semana 26 de embarazo. Mi experiencia durante el segundo trimestre de embarazo (contando aproximadamente desde la semana 13 a la 26) ha sido: 
  • Respecto al control de los niveles de glucosa en sangre, mantuve una HbA1c entre 4,6 y 4,8%, siguiendo por su puesto una alimentación baja en carbohidratos. Fui aumentando la dosis de insulina basal más o menos cada mes. Antes del embarazo utilizaba ~0,4u de insulina total por kg de peso, en el primer trimestre utilice ~0,47u de insulina total por kg de peso, es decir que aumente la insulina total un 17% con respecto al periodo pre-embarazo. En el segundo trimestre utilice ~0,46 de insulina total por kg de peso, es decir que se mantuvo la relación de insulina-peso igual que en el primer trimestre. La mayor parte del aumento de insulina la realicé a partir de la insulina basal y no por bolos (insulina para las comidas), ya que las comidas las mantuve más o menos igual. Fui percibiendo la necesidad de mayor insulina cada mes, cuando al despertar o antes de las comidas me encontraba arriba de los niveles normales de glucosa en sangre (GS): 71-99 mg/dl.

 

  • Con respecto a síntomas, cambios o molestias físicas, tuve hinchazón en los pies, sobre todo en el pie izquierdo, que lo controlé manteniendo los pies elevados al estar sentada, no permanecer mucho tiempo de pie, seguir andando y al final del día levantar los pies a 75 grados. Ademas de esto, cuando hay hinchazón en las extremidades se recomienda aumentar el consumo de agua (yo bebo ~3 litros de liquido sin azúcar) y vigilar tanto la tensión arterial (TA) como la subida de peso, con la finalidad de vigilar la presencia de preeclampsia. En mi caso la TA en cada consulta ha sido normal (121/68 mm de Hg). Mi barriga fue creciendo sobre todo a partir de la semana 24 y los movimientos del bebé los note entre la semana 24 y 25, ahora los siento cada día, durante el día y sobre todo por la noche. En la semana 24 por el crecimiento de la barriga también note más subida de peso en general, cansancio al hacer ejercicio (caminatas) y presión en las ingles, estos síntomas los controlé disminuyendo la intensidad y el tiempo de ejercicio. Ahora al dormir, lo hago mejor de lado o boca arriba, y coloco una almohada larga abrazándola entre las piernas, esto en teoría logra una mejor postura para la columna y una mejor distribución del peso al dormir.

  

  • El tamaño del bebé medido en cada ecografía (cada mes) coincidió con la fecha de crecimiento correspondiente con la fecha de última regla, es decir con el crecimiento esperado. La ecografía en la semana 20 es muy importante ya que en ésta los ginecólogos observan y miden las extremidades del bebé, sus órganos y posibles malformaciones. Es común que en este periodo ya se observe algún cambio irregular en el crecimiento y desarrollo del bebe en las gestaciones con DM1. En mi caso todo se observó de forma correcta y regular que fue comprobado en la semana 24 de gestación. Además en esta ‘ecografía 20’ también se puede observar ya el sexo del bebé. 
  • Es común que durante el embarazo se presente mayor producción de cetonas en ayunas, esto sucede en todas las mujeres embarazadas, sin embargo ésta se presenta sin rebasar los niveles tóxicos (menos de 1.5 mmol/L) porque se trata de una «cetosis nutricional».  En el caso de la DT1 es bien sabido que la presencia de cetonas junto con hiperglucemia puede causar una complicación llamada cetoacidosis, es importante recalcar que se pueden presentar cuerpos cetónicos en niveles medios (de 0.6 a 1.5 mmol/L) sin considerarse preocupantes y que esto solo causaría alarma en el caso de que se acompañara de hiperglucemia, ya que indicaría un síntoma de falta de insulina. Una medida de prevención y control es medir los niveles de cetonas en sangre en ayunas algunas veces a lo largo del embarazo, medirlos en sangre es más preciso, ya que medirlos en orina se refiere a niveles de cetonas pasados (de hace varias horas). En mi caso he medido aproximadamente 4 veces las cetonas en sangre a lo largo del embarazo, en las que en 3 ocasiones me salió «LOW» es decir menos de 0.6 mml/L y una vez me salió 0.6 mmol/L (es decir entre nivel normal y medio), en ninguna de las ocasiones tuve hiperglucemia (glucosa en sangre arriba de 100 mg/dl) y durante todo el embarazo he llevado una dieta baja en carbohidratos. Algunos medidores que miden cetonas en sangre en España son Optium Xceed de Abbott y GlucoMen LX Plus de A. Meranini diagnostics, ambos miden también la glucosa e sangre, pero utilizan tiras reactivas distintas para medir los niveles de cetonas en sangre. 
     
  • La analítica de segundo trimestre me la hice en la semana 25 de gestación, en ella vuelven a mirar la inmunidad a toxoplasmosis, si hay anemia, en las mujeres sin DT1 se suele hacer el Test de O’Sullivan para mirar alteraciones en la glucosa en sangre, lo cual en las gestantes con DT1 no es necesario por lo que hay que recordarlo (sería peligroso beber la carga oral de glucosa por error). El seguimiento contínuo de la HbA1c y el perfil de tiroides es importante en nuestro caso. En mi caso todo fue correcto, excepto por los niveles de hemoglobina y hematocrito que se mostraron levemente por debajo de los niveles normales, durante el embarazo es normal que aumenten las necesidades de hierro por lo que es recomendable tomar suplementos de hierro desde el inicio del embarazo. Es importante saber que cuando los niveles de hemoglobina total se encuentran por debajo de lo normal (aunque sea levemente), también los niveles de HbA1c bajan, debido a que la parte «glucosilada» de la hemoglobina total también sería menor, esto daría un resultado falso o erróneo. Así que hay que seguir haciendo las evaluaciones de la HbA1c cada mes que deben corresponder con el promedio de los niveles de glucosa de 1 mes que indica el medidor de glucosa utilizado. 

 

  • Sobre la alimentación, no la cambié mucho, sigo comiendo 3-4 veces al día, intentando no pasar mas de 6 horas entre comidas, si es así, entonces hago una pequeña comida con poco carbohidrato para no alterar los niveles de GS. A partir de la semana 25 no té más los movimientos del bebé, también note patrones de movimiento y descanso, se sabe que en estas semanas los bebés van teniendo patrones de sueño y alimento, vuelve la recomendación lógica sobre aumentar la frecuencia de mediciones de la GS así como el registro de estos con el objetivo de analizar, mejorar el control y prevenir hipo e hiperglucemias. Yo utilizo todos los edulcorantes no calóricos excepto la sacarina que aunque no está claro el riesgo de su utilización durante el embarazo, sí se sabe que atraviesa la placenta y por eso opté por no utilizarla. Utilizo sucralosa líquida (EZ-Sweetz) para endulzar algunos postres, que aporta 0% de calorías, aspartame en tabletas para algún café y también los edulcorantes contenidos en el polvo para preparar agua de sabor light ZUKO light y en la coca-cola light sin cafeína, estas 2 últimas también llevan acesulfame potásico. 

 

  • Con respecto al peso, en total he subido 1 kg por mes, aunque en la última revisión (ya del segundo trimestre) subí más de 1 kg. Es muy importante el control del peso, ya que si se aumenta más, también aumentan los riesgos asociados al embarazo y el parto. En las gestantes con DT1 esto depende mucho tanto de empezar con un peso adecuado, como de lograr equilibrio en el control de GS y la insulina. Aquí muestro una tabla de recomendaciones de ganancia de peso durante el embarazo según el índice de masa corporal (IMC) pregestacional: 

 

 

  • Con respecto a la suplementación vitamínica, es recomendable seguir con la de ácido fólico aunque durante el segundo trimestre la recomendación baja otra vez a 400 microgramos. Yo he seguido ademas con yodo, antioxidantes ó antiradicales libres, vitamina D3, omega 3 y probióticos que ya tomé durante el primer trimestre. Ademas en este periodo agregué hierro (100 mg/día) no por deficiencia, sino como forma preventiva para aumentar las reservas hasta la finalización del parto y con la reciente analítica doblaré la dosis a 200 mg/día. 

 

  • Con respecto a la cánula de la bomba de insulina, a partir de la semana 24 que me aumentó más la barriga la he utilizado más en la parte superior del culo, aunque no hay ningún problema de utilizarla en el abdomen, ya que hay que recordar que es subcutánea, y al ir en tejido graso es difícil que pueda colocarse más allá de este grosor. Sin embargo, al estar la piel estirada, a mi me ha dado mayor sensación de dolor al colocarla en el abdomen y no quise hacerlo y también por no interferir con las ecografías. 
 
Definitivamente sigo aprendiendo muchísimo de la experiencia, hasta ahora mi buen control glucémico ha dependido totalmente de 3 cosas importantes: la alimentación, la frecuencia del monitoreo glucemico y el registro/análisis del monitoreo. Además de esto recomiendo lo mismo que para cualquier otra embarazada: utilizar la intuición y el criterio para CUIDARSE LO MEJOR POSIBLE!»

 

¿Quién soy? y mis programas:

Soy Rosy Yáñez, Soy Nutricionista con Doctorado, experta en Nutrición y Metabolismo, Diabetes, Alimentación Low-carb y ayuno intermitente.

Si eres padre o madre de niños o adolescentes con con diabetes o eres adulto con diabetes tipo 1 o tipo LADA y quieres seguir aprendiendo sobre el control adecuado de los niveles de glucosa en sangre, te invito a ver mi próximo webinar gratuito privado «¿Keto y ayuno para la diabetes?» en donde aprenderás los fundamentos más importantes para tener coherencia en salud a través de la verdadera normalidad glucémica, inscríbete AQUÍ https://diabetesbien.com/webinar/  y si es tu momento, allí también puedes acceder a mis Programas de acompañamiento personalizados/grupales DIABETES BIEN online para encajar la diabetes tipo 1 a este tipo de alimentación en el menor tiempo posible, romper los mitos que te impidan lograrlo, aprendiendo como gestionar la medicación, monitoreo, todo de la mano conmigo y junto con otras personas con los mismos objetivos de salud. Mi próximo programa inicia el 11 de enero.

Si quieres seguir recibiendo estos posts, acceso a webinars, LIVE’s, y avisos de inicio de mis Programas puedes apuntarte a mi canal de telegram DIABETESBIEN de mensajes al móvil: https://t.me/joinchat/AAAAAEcMSNp3uS9GEnLuVg .

Si tienes dudas sobre si mis programas de acompañamiento online son para ti, puedes pedirme una sesión gratuita online AQUÍ https://bit.ly/2HSj8iy , me cuentas tus dificultades con la diabetes y miramos si te puedo ayudar.




  • Anónimo

    Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

  • José Mateo Peguero Paulino

    Gracias por esta valiosa informacion sobre esta enfermedad que es la Diabetes,gracias por todo tus aportes.

  • Anónimo

    Hola, yo también tengo dieta baja en hidratos de carbono pero mi diabetóloga me dijo que durante el embarazo debía subir a 200 mg de Hc!!! Me parece raro y me asusta comer tanto! Tengo 17 semanas, qué pinas?

  • Rosa Elena Yañez

    Supongo que te refieres a 200 gramos no miligramos ya que 200 miligramos (20 gramos) son los que comemos aproximadamente en una dieta baja en HC. Pues el cuerpo produce HC, el hígado y músculos tienen guardados HC en forma de glucógeno por si llegaras a necesitar.

  • Rosa Elena Yañez

    En cambio si comes demasiados HC que no puedas compensar con suficiente insulina para llegar a tener niveles normales de GS entonces estos nieveles en tu sangre son tóxicos no solo para ti sino para el feto en formación