Keto en Diabetes NO es Cetoacidosis - Diabetes Bien

Blog

Keto en Diabetes NO es Cetoacidosis

En años recientes se escucha hablar mucho sobre la alimentación “keto”, llamada por algunos “dieta keto” – aunque no se debería tratar de una “dieta” como muchos entienden convencionalmente a las “dietas” que duran sólo un tiempo breve, sino que lo ideal es hacer cambios permanentes en nuestro estilo de vida, en especial si se vive con diabetes. “Keto” se trata de una alimentación muy baja en carbohidratos, moderada en proteína y alta en grasas naturales reales; que mucha gente utiliza exitosamente para perder el exceso de peso, y que muchos doctores hoy en día recomiendan.

Como tantas otras cosas, la alimentación keto no es realmente “una novedad”: es la forma en que se alimentó naturalmente la humanidad durante millones de años, basándose en carnes, verduras y algunos frutos y nueces; hasta antes de la aparición de la agricultura, que fue cuando la gente empezó a basar más su dieta en granos como el trigo y maíz, por ser cultivos capaces de rendir grandes cantidades de calorías por hectárea. A la alimentación “keto” se le llama así porque la baja ingesta de carbohidratos pone al cuerpo en un estado metabólico llamado cetosis (“ketosis” en inglés, de ahí el nombre), donde el organismo fabricará sustancias llamadas “cetonas” o cuerpos cetónicos, que le ayudarán a obtener su energía quemando la grasa de la dieta así como la grasa almacenada en las células.

¿Es posible o recomendable la alimentación keto en diabetes?

Existe el cuestionamiento de si acaso una alimentación así es posible para quienes viven con diabetes. La confusión surge porque a éste estado de “cetosis” se le confunde con la “cetoacidosis”, que es una descompensación grave que puede suceder en la diabetes. “Cetosis” y “cetoacidosis” no tienen nada qué ver una con la otra. Una alimentación baja en hidratos o “keto”, es una opción posible para las personas con diabetes que quieren normalizar sus niveles de glucosa en la sangre. Cuando hablo de “normalizar”, me refiero a los niveles que tienen las personas que no tienen diabetes y que no sufren complicaciones crónicas debidas a hiperglucemia, es decir 71-99 mg/dl la mayor parte del tiempo.
Con una alimentación baja en hidratos o keto, esto es posible. Yo misma hace 15 años lo descubrí y lo aprendí, y he logrado mantenerme más saludable, sin complicaciones diabéticas, tener un embarazo y parto saludable aún con 25 años viviendo con diabetes tipo 1.

En parte, esta confusión viene de las décadas de información obsoleta que hemos recibido, en donde uno de los grandes mitos de la nutrición contemporánea es la idea de que los carbohidratos “son necesarios” y que incluso “deben ser la base de nuestra alimentación”. Estos mitos han conducido a que tengamos en la mente esa supuesta “pirámide nutricional” en donde los carbohidratos estaban en la base; hoy en día sabemos que dicha pirámide no tiene fundamentos científicos y que basar nuestra dieta en carbohidratos ha provocado obesidad y mayores índices de enfermedad cardiovascular. Más grave aún, incluso a quienes viven con diabetes se les recomienda todavía una dieta alta en carbohidratos, con las muchas complicaciones que eso conlleva.

La alimentación keto ha sido ampliamente estudiada, tanto para prevenir la diabetes…
– David Perlmutter (Cerebro de Pan),
– Gary Tubes (The Case Aginst Sugar Knopf), Volek Jeff, Phinney Stephen D.
-The Art and Science of Low Carbohydrate Living_ An Expert Guide to Making the Life-Saving Benefits of Carbohydrate Restriction Sustainable and Enjoyable-Beyond Obesity,

… así como en la vida con diabetes:
– Dr. Richard Bernstein (Diabetes Diet),
– Diabetes Unpacked_Just Science and Sense,
– John Yudkin – Pure, White, and Deadly_
– How Sugar Is Killing Us and What We Can Do to Stop It (2013, Penguin Books), Joseph R. Kraft
– Diabetes Epidemic & You-Trafford Publishing (2008),
– Stephen W Ponder (How to manage type 1 diabetes in a modern world),
– Ellen Davis (The ketogenic diet for type 1 diabetes),

…. Entre muchos otros profesionales y expertos que también defienden dicho estilo de alimentación, aunque aún no sea recomendada por asociaciones internacionales. En realidad, una alimentación baja en hidratos puede traer grandes beneficios a quienes viven con diabetes, especialmente cuando su organismo ya se ha adaptado a este cambio. Así se logra mucho mayor estabilidad en los niveles de glucosa en sangre día a día; en lugar de fluctuar entre las grandes subidas y bajadas de glucosa (híper- e hipoglucemia respectivamente) que normalmente se observan en las personsa con diabetes que hacen dietas altas en carbohidratos.

Concepto de cetoacidosis

Utilizar cuerpos cetónicos como energía, en lugar de la energía proveniente de carbohidratos; es natural para los humanos desde tiempos ancestrales. Entramos en cetosis cuando estamos en ayuno, pero también cuando disminuimos el consumo de carbohidratos. En la diabetes, nuestro principal objetivo no es estar en cetosis, sino normalizar los niveles de glucosa en sangre, aunque puede suceder que entremos en cetosis por el hecho de bajar los hidratos de la alimentación. Estar en cetosis no es lo mismo que estar en cetoacidosis – ésta es una complicación aguda grave en la diabetes, en la que hay exceso de producción de cuerpos cetónicos, pero a la misma vez hay hiperglucemia (niveles altos de glucosa en sangre). Cuando estas dos cosas suceden, entonces se puede entrar en cetoacidosis (siempre por falta de insulina suficiente).
Es por ello que yo recomiendo que para las personas que quieran beneficiarse de este tipo de alimentación baja en hidratos o “keto” con el objetivo de normalizar sus niveles de glucosa en sangre, acudan a un profesional experto en diabetes y de ser posible que tenga diabetes también; ya que el tratamiento básico de la diabetes es la educación, el aprendizaje en el autoconocimiento, para VIVIR BIEN con esta condición.

Mi experiencia:

👩🏻💻 Soy Rosy Yáñez, Soy Nutricionista con Doctorado, experta en Diabetes, lowcarb y Baby-Led Weaning.
Hace 17 años fui bajando los hidratos de carbono de forma empírica por decisión propia, hace 15 años conocí al Stan de Loach quien me presentó la metodología del Dr. R. Bernstein para mantener normoglucemia a través de lowcarb y desde ahí he mantenido valores de hemoglobina glicada (HbA1c) entre 4,4 y 5,3%, he creado mi propia metodología a partir de mi experiencia profesional y personal, priorizando la nutrición y salud de forma integral. Tengo una hija que nació por parto vaginal y sin ninguna complicación asociada a la hiperglucemia. Actualmente, a mis 38 años de edad, paso la mayor parte del tiempo en rango glucémico normal (71-99 mg/dl), no tengo sobrepeso, me siento fuerte, saludable, activa y físicamente capaz de hacer lo que me proponga, no tengo ninguna complicación diabética diagnosticada. Y soy feliz.

Si quieres seguir aprendiendo de la diabetes puedes ver mi MasterClass Gratuita en donde aprenderás los 4 fundamentos más importantes para REINICIAR TU DIABETES https://diabetesbien.com/masterclass/ y si es tu momento, allí también puedes acceder a mi Programa REINICIA TU DIABETES para encajar tu diabetes tipo 1 a este tipo de alimentación en el menor tiempo posible, romper los mitos que te impidan lograrlo, todo de la mano conmigo y junto con otras personas con los mismos objetivos de salud.